DE TOCHO MOROCHO

  • URL copiada al portapapeles


19 Feb 2015
MONTSERRAT FERNÁNDEZ GALINDO “Cuando el ojo de una persona dice una cosa, su lengua otra y su corazón otra distinta, vive un conflicto con la verdad”, MAHATMA GANDHI, abogado, pensador y político hinduista que rechazaba la lucha armada. Vuelta a la realidad mi fiel lector, ni playa, ni mar, ni sol ¡hasta nuevo aviso! Donde está duro el clima, pero de la violencia es en este lastimado Estado. La disputa de rutas entre dos grupos de transportistas recrudece día con día. El lunes, el saldo fue de dos unidades incendiadas y unos cuantos golpeados. Taxistas del sitio Libertad y los integrantes de la Confederación Nacional de la Productividad (CNP) se dieron con todo. Ayer, encapuchados del Sindicato Libertad de Trabajadores de Autotransporte de México se apoderaron de la Central Camionera de segunda clase. Justo en ese momento encontré el siguiente comentario en Twitter: “Mientras #Gendarmería de la @PolicíaFwdMx descansa en hoteles de lujo, en #Oaxaca a balazos toman central camionera”. ¡Ay no salimos de una para entrar en otra! El servicio del transporte público es otro cáncer que lacera la tranquilidad del oaxaqueño. Un tema delicado donde tienen metidas las manos actores perversos. Un pleito entre familias. Una historia a la cual no se le augura un final feliz, al contrario, es una historia que huele a sangre, odio y muerte. Un serio problema de inseguridad. Otro (de tantos) tema delicado es la ejecución de líderes sociales y actores políticos. El martes fueron asesinados en la agencia municipal de Nuxaño, localizada a 15 minutos de Santiago Juxtlahuaca. CARLOS MARTÍNEZ VILLAVICENCIO, quien era precandidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el Distrito VI con cabecera en Tlaxiaco; ERNESTO FIDEL LÓPEZ NELIO y BERNARDO BAUTISTA fueron emboscados. *** Después de 17 días en paro, la rebelión de los policías terminó. La lucha para lograr mejores condiciones laborales rindió buenos frutos (aparentemente). En la primera quincena de marzo se enviará una iniciativa a la LXII Legislatura del Estado de Oaxaca con el proyecto de Ley para la Creación del Fondo de Jubilaciones y Pensiones para cuerpos policiales, aumento salarial del 10% y cero represalias contra los uniformados paristas. Ya veremos si el gobierno cumple supromesa. Su servidora está consciente que el amotinamiento de los policías preventivos está fuera de la ley, que hay armas de por medio, que se puso en riesgo el orden y paz social de la población, pero ¿por qué el gobierno gabinista no es parejo al aplicar la ley? ¿Por qué en el caso de los policías si tomó una decisión absoluta y les puso un alto en su loca carrera? ¿Por qué la actual administración con algunos sectores de la sociedad si actúa de ipso facto? ¿Por qué a los integrantes de la sección 22 si se les paga hasta el último peso a pesar de estar en plantón por largos periodos? Bien dice el dicho popular: “en boca cerrada no entran moscas” o “calladitos se ven más bonitos”…y el gobernador de Oaxaca debería aplicarlo. Hace unos días dijo: “Ni la ley ni el Estado de Derecho se negociarán ni se torcerán para dar solución al conflicto de los policías estatales amotinados desde hace 16 días en el cuartel de Santa María Coyotepec”… y remató su discurso: “al servidor público que no trabaje no se le pagará su salario”. Entonces ¿dónde quedó la congruencia? Ahí están los maestros y por supuesto los terribles “aviadores” enquistados en diferentes dependencias gubernamentales como sanguijuelas. Por su parte, JEYCO PÉREZ MORALES, representante del movimiento policiaco (al final de la protesta) refrendó el compromiso de la tropa con la ciudadanía y con el gobierno “agradecemos el compromiso de las autoridades estatales por escuchar nuestras peticiones, pedimos una disculpa a la ciudadanía por las molestias provocadas con nuestras acciones”. ¡Qué detalle! El magisterio ni siquiera se ha tomado la molestia de pedir perdón por todos los dolores de cabeza causados. *** Otro claro ejemplo de la balanza de la (in)justicia es la situación laboral y la estabilidad emocional de la sección 59. La Secretaría de Gobernación (Segob) y el gobierno del cambio sólo apoyan al bando equivocado. La Federación condicionó el pago de quincenas y la entrega de certificados a la disidencia siempre y cuando entreguen las escuelas a sus enemigos. A decir del dirigente de la 59, JOAQUÍN ECHEVERRÍA LARA, la cancelación del pago de la primera quincena de febrero, que asciende a más de 10 millones de pesos, fue un acuerdo entre la Segob y la s-22. “Tampoco nos darán los certificados para los alumnos de primaria y secundaria, ni los apoyos para jubilados y pensionados. Asimismo, cancelaron el pago que adeudan a más de 100 profesores en aguinaldo y quincenas de enero”, expuso el líder magisterial. ¿Por qué dejar desamparados a profesores que no han dejado de dar clases? ¿Por qué el Presidente de la República no apoya a los docentes que sí aceptaron su Reforma educativa? ECHEVERRÍA aseguró que actuarán por la vía jurídica y política, le pedirán al secretario general del SNTE intervenga ante la Segob y acudirán a la ciudad de México con los padres de familia con el objetivo de que se les entreguen los certificados. No nos resta más que desearles suerte en esta batalla unilateral. Esta columnista sigue son un rosario de preguntas ¿por qué la necedad del gobierno de Oaxaca de violentar el derecho a la educación de los niños? ¿Por qué no respetar la decisión de los padres de familia quienes dejaron en manos de la 59 la educación de sus hijos? Son los mismos gobernantes los que siembran el odio y el rencor entre ciudadanos, es el mismo gobierno que origina derramamiento de sangre entre gremios, hermanos, vecinos… * Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación *Directora de Enlace con la Dirección de El Imparcial tochomorocholacolumna@hotmail.com tochomorocho@imparcialenlinea.com @morochotocho

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles