DESDE EL PORTAL

  • URL copiada al portapapeles


19 Feb 2015

Propaganda

El PVEM enfrenta hoy un severo cuestionamiento por el abuso en la propaganda con recursos públicos pero alega que es lícito toda vez que su candidato presidencial fue el ganador en la pasada contienda, y pone en práctica las ofertas de campaña, por lo que no hay nada turbio, toda vez que está en su derecho de hacerlo.

 El razonamiento simplista es válido, porque se la jugó con el candidato con mayores posibilidades de triunfo, e incuestionablemente, con mayores oportunidades de ser favorecidos en el futuro, como ha ocurrido, toda vez que se tiene conocimiento que en varios estados de la República cumplen la misma función que en el pasado lo hicieron los denominados partidos satélites, es decir, los que cumplen instrucciones del partido en el poder.

 Desde luego que están en condiciones de utilizar su membrete de la mejor manera posible, sin embargo, por cuestiones de ética se podría decir que le llevan delantera al resto de los contendientes dado que su habilidad les permite utilizar los recursos del poder para promoverse en forma ventajosa con el pretexto de que los programas que enarbolaron durante la contienda presidencial pasada se están haciendo realidad.

 Se cuestiona también que dado los intereses –vastos- que representa el PVEM a través de sus dirigentes, sus propietarios o sus concesionarios, tienen que ver con los giros comerciales que manean y que al encontrarse ya encumbrados en las más altas esferas de la administración, tienen consideraciones especiales que les reditúan ganancias sólo reservadas para los grandes capos que incursionan en otro tipo de actividades.

 Sin embargo, serán las autoridades correspondientes las que hagan las investigaciones de rigor y se deslinden responsabilidades, no sólo en cuanto a la propaganda electoral, sino en las ganancias que se obtienen por otros conceptos y que van más allá que los espectaculares a todo lujo que se exhiben por toda la República, principalmente en Chiapas, donde la sufrida entidad, como se sabe, es pintada de verde aunque lo empresarios madereros y otros criminales de la naturaleza arrasen con la misma.

Todo es cuestión de ética y de responsabilidad política, aunque bien sabemos que la moral, la ética y el sentido de la responsabilidad no existen para quienes hacen carrera meteórica en busca del poder y del enriquecimiento fácil, por encima de los intereses de las mayorías, los que en realidad nunca están en la prioridad de los partidos ni de sus dirigente, como ha quedado demostrado en los últimos tiempos cuando observamos que los partidos se han vuelto encubridores de quienes lucran con el cargo público.

Será en los comicios del 7 de junio cuando los electores decidan quiénes son en realidad sus representantes y a quienes, con su voto, si es que se respeta, están decididos a darles su confianza.

Esa será la decisión máxima del tribunal del pueblo que enjuiciará a sus gobernantes y raticará o no a sus representantes populares.

TURBULENCIAS

Gana la legalidad en Oaxaca

 Finalmente los policías levantados depusieron su actitud y se acogieron al llamado del gobernador Gabino Cué para reintegrarse a sus actividades, en tanto el mandatario oaxaqueño reconoció el apoyo del Gobierno Federal en este trance, especialmente de los comisionados especiales, encabezados por el comandante Enrique Galindo y de los mediadores de la CDH de la entidad. Superado el conflicto, se espera ya la paz en la entidad.

www.revista-brecha.com

vidanacional@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles