CONTRASTES

  • URL copiada al portapapeles


03 Mar 2015
Caos en verificentros: ¿sólo es culpa de Mario Rincón? ¿Quién es el responsable del caos que vive estos días en los verificentros? Lo más fácil es señalar a Mario Rincón González, por su cuestionable trabajo al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT). A él se le puede atribuir el fracaso del cambio de concesionarios, la instalación de los nuevos verificentros, las fallas operativas, las violaciones a los derechos de los usuarios, los problemas para apartar citas y que no se respeten. Además del importante aumento en el costo del servicio. Todo eso es culpa de Mario Rincón. Si alguien es responsable del fracaso de la operación es el diputado local con licencia, actual secretario y aspirante a diputado federal. Mario Rincón es todo (dentro de la administración estatal), menos un funcionario eficiente. Su trabajo de precampaña disfrazado burdamente por el Distrito de Tepeaca se refleja en el caso que se vive en el programa de verificación. Si los automovilistas que han padecido el pésimo servicio de los verificentros supieran que será candidato a diputado federal seguramente tendría un importante voto de castigo. Y se lo merece porque el cargo le quedó muy grande. Aunque no todo es culpa de Mario Rincón. También los dueños de los automóviles deben asumir su responsabilidad. Más de 440 mil propietarios de las unidades no llevaron en tiempo y forma a verificar sus unidades. Los ciudadanos que no cumplirán con la verificación y tendrán que pagar más de mil 300 pesos de multas también son responsables de sus actos y lo reflejarán en sus carteras. En estos tiempos de crisis no es fácil pagar una multa tan alta. Y los ciudadanos que prácticamente han tenido que pelear su lugar en estos días también son culpables de las largas filas. A favor de los ciudadanos se debe decir que la falta de recursos para las unidades en los talleres mecánicos, la compra de refacciones, el absurdo encarecimiento del pago de la verificación implica un importante desembolso que en este inicio de año es casi imposible de cubrir. No es sencillo para muchas familias dar prioridad a la verificación –tan cara, por cierto-, cuando existen otras necesidades básicas que cubrir. Según Mario Rincón no habrá prórroga. Dijo este 26 de febrero que no estaba contemplada tal opción. No importa que las filas para verificar sean de dos kilómetros. No le interesa que los ciudadanos casi lleguen a los golpes por verificar. Le es indiferente que el caos vial se apodere de las vialidades cercanas a los verificentros. Nada de eso tiene sentido para un funcionario que será candidato a diputado federal. Mario Rincón hará oídos sordos a las mentadas. Sólo quiere votos. Sólo piensa en ser diputado federal. Los ciudadanos que paguen su multa, que se desvelen, que se peleen por un lugar y que le hagan como puedan. Rincón González ya se va a hacer campaña en Tepeaca. Ojalá que en ese Distrito hayan verificado todos. Será por el bien de su estrategia electoral. gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles