Exige arzobispo atender violencia

  • URL copiada al portapapeles


17 Mar 2015
TLAXCALA  Lucía PÉREZ Corresponsal Exige arzobispo de Tlaxcala atender violencia contra las mujeres.El Obispo de la Diócesis de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, pidió al gobierno del estado invertir recursos para conseguir programas que den una respuesta integral contra las expresiones de violencia, falta de oportunidades y trato desigual que enfrentan las mujeres en la entidad. En entrevista, durante el Tercer Congreso por la Dignidad de la Mujer, que se realizó en el atrio de la Basílica de Ocotlán en conmemoración del Día Internacional de la Mujer; el obispo señaló que el panorama en Tlaxcala para la mujer no es halagüeño porque hay muchas expresiones de violencia, falta de oportunidades, trato desigual en relación al varón, y todavía situaciones más graves contra las mujeres migrantes y las que son víctimas de la trata de personas. El evento fue organizado por la Comisión Diocesana de Pastoral Social y el Centro “Fray Julián Garcés” Derechos Humanos y Desarrollo Local AC, donde Moreno Barrón dijo que si bien el gobierno del estado y las organizaciones sociales en la entidad, han hecho esfuerzos sinceros y se han presentado avances para mejorar el panorama de las mujeres, estos no son suficientes. “Necesitamos invertirle a estos programas recursos materiales, dedicarle tiempo, darle una importancia grande a los programas que se implementan en la sociedad, realmente lo que hace la iglesia es dar un aporte desde nuestra condición iluminados por la palabra de Dios, por la enseñanza de la iglesia, y poner el dedo en la llaga, pero no sólo para denunciar sino que desde la Iglesia acompañamos de distintas maneras a las mujeres en los distintos campos en los que están sufriendo, en los que están postradas”, declaró. Subrayó que es necesaria la colaboración de toda la sociedad, eso sí –señaló- que quien tiene que aportar los recursos es el propio gobierno “invirtiéndole a la dignificación y promoción de la mujer en las distintas circunstancias de su vida”. El pastor de la Iglesia católica sostuvo que el gobierno del estado no sólo debe privilegiar programas para atención a víctimas, sino para promocionar y empoderar a las mujeres, porque “una cosa es estar tapando los hoyos, los agujeros, las deficiencias, y otra cosa es verdaderamente buscar que la mujer ocupe el lugar que le corresponde en la familia, en la iglesia, y en la sociedad y esto último es un reto verdadero que nos implica a todos”. El objetivo del Tercer Congreso por la Dignidad de la Mujer tuvo como objetivo fortalecer un espacio diocesano de reflexión y compromiso de mujeres y hombres para la construcción de relaciones no violentas. “Creo que si queremos el verdadero progreso de la sociedad debemos poner en el centro del progreso a la persona, no a la economía ni a las políticas, sino primero a la persona, y urge poner al lugar que le corresponde a la mujer”, concluyó.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles