DE FRENTE Y DE PERFIL

  • URL copiada al portapapeles


18 Mar 2015
Alarma en Nuevo León Preocupación en serio se manifiesta en los altos mandos priistas con el rumbo que toma la candidatura de su abanderada al gobierno del estado. Los puntos de ventaja con que arrancó Ivonne Álvarez se han ido disminuyendo, conforme se acercan los tiempos electorales, lo que provoca desconcierto en la cúpula partidista. Ivonne estaba diseñada para enfrentar en campaña a una candidata proyectada por Acción Nacional que resultaba ser Margarita Arellanes Cervantes, que en un golpe de audacia fue rebasada por Felipe de Jesús Cantú, lo que generó un cambio de estrategia entre los tricolores. Sin embargo, esta no ha funcionado como se esperaba y en la actualidad los priistas comienzan a sudar ante la posibilidad de perder la joya de los nueve gobiernos en disputa. Nuevo León es por mucho el estado más representativo de los que otros ocho que irán al veredicto ciudadano el 7 de junio próximo. Lo es no tanto por el número de habitantes que concentra, sino por ser la entidad con mayor poderío económico y donde los grandes capitales juegan un papel determinante en la vida económica, política y social del país. Es Nuevo León una buena apuesta a futuro para el partido que consiga el respaldo ciudadano en las urnas. Los dos principales partidos, el Revolucionario Institucional y Acción Nacional ya lo ganaron y saben lo que representa gobernar ese estado. Por eso la apuesta es especial y los candidatos fueron seleccionados con lupa, buscando jalar el mayor número de electores. De los candidatos Ivonne ya gobernó Guadalupe, el municipio más poblado del estado, mientras que Felipe de Jesús lo hizo en Monterrey, la capital estatal y Fernando Elizondo, un tercero en discordia distante, gobernó en forma interina el estado. Es por eso que una de las grandes preocupaciones es el rumbo que tomará la candidatura de Elizondo, propuesto por Movimiento Ciudadano y que renunció recientemente al PAN por saber que no pasaría la posibilidad de ser nuevamente candidato. Hace seis años Fernando Elizondo fue el abanderado de Acción Nacional y fue derrotado en toda la línea por el imberbe Rodrigo Medina de la Cruz, por lo que los panistas prefirieron no apostar por él. Desilusionado, Elizondo optó por el Movimiento Ciudadano, especialmente en la creencia de que Arellanes sería la candidata del partido blanquiazul. La nominación de Felipe de Jesús cambió la perspectiva, por lo que no sería remoto que Elizondo optará por apoyarlo cuando los caminos se cierren. Pero la preocupación priista también la produce la nominación, como candidato independiente de Jaime Rodríguez, El Bronco, un expriista que aprovechó la nueva normatividad que abrió espacios para aquellos que no tenían partido que los postulara a un cargo de elección popular. El Bronco se ha hecho popular, por su estilo abierto y franco, principalmente entre los medios de comunicación, pero también ha permeado en algunos sectores de la población. No se hay cuantificado si su penetración es en las clases populares, en las medias, en las altas, entre los obreros, campesinos, amas de casa, estudiantes, mujeres, hombres o jóvenes, pero si es palpable su crecimiento. Con todo y ello no se considera que El Bronco”rebase más allá del 10 por ciento de los sufragios, lo que sí afectaría a los principales candidatos en disputa por el triunfo. Hasta el momento, Jaime consiguió introducirse en los municipios pequeños del estado, donde el PRI concentra una gran fuerza que lo hace rebasar en 50 mil votos a sus adversarios, aunque la verdadera lucha se concentra en el área conurbada de la capital. Fue ahí donde el PAN concentró su verdadera fuerza en los comicios pasados, ya que tan sólo en Monterrey y San Nicolás obtuvo una ventaja de más de 180 mil votos sobre el Revolucionario Institucional. ramonzurita44@hotmail.com zurita_sahagun@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles