Presenta diócesis denuncia por despojo e injurias

  • URL copiada al portapapeles


19 Mar 2015
AYOMETLA  Lucía PÉREZ Corresponsal  4B PRESENTAEl Obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, anunció que la Diócesis local interpuso una denuncia formal ante la Procuraduría General de Justicia contra los feligreses que mantienen en su poder la parroquia de Santa Catarina Ayometla, por despojo e injurias. Lo anterior, luego de que la tarde-noche del martes vecinos del lugar decidieron “tomar” la iglesia del municipio como medida de presión para que el párroco René Méndez Juárez sea destituido, pues lo acusan de cometer diversas anomalías entre ellas agravar la aportación por la prestación de algunos servicios, así como abuso de autoridad y maltrato. El Pastor de la Iglesia Católica en Tlaxcala, acompañado de Jorge Iván Gómez, vicario general de la Diócesis; Ranulfo Rojas, responsable de las relaciones interinstitucionales de la Diócesis, y del párroco de Ayometla, René Méndez, sostuvo que los feligreses inconformes “llegaron con prepotencia, con violencia rompieron las cadenas de las rejas de atrio, pusieron otras cadenas y cerraron con candados y lo mismo han hecho con la cochera y la casa parroquial. Ellos tomaron posesión de todos los accesos, hay un grupo de gente adentro (de la iglesia) que tienen un interés de resguardar la casa”. Incluso, reveló que hay una persona lesionada y una joven que recibió acoso verbal, porque al momento de que intentaron salir e ingresar, respectivamente del templo las personas que están afuera les impidieron hacerlo, situación que genera un clima de inseguridad manteniendo en cautiverio a las personas dentro del templo que son 10 mujeres y dos hombres que apoyan al párroco. Por esa situación, el Obispo fue tajante al decir que “los hechos recientes expresan una actitud de estas personas fuera de la ley, creo que todos los que vivimos en Tlaxcala nos regimos por una ley y tenemos que sujetarnos a ella”. Por eso, el abogado de la Diócesis, Alejandro Nava, presentó en las Procuraduría General de la República y General de Justicia del estado, la denuncia correspondiente por despojo e injurias. En ese sentido, Ranulfo Rojas Bretón enlace interinstitucional de la Diócesis local, explicó que “todas las iglesias son bienes federales y monumentos históricos del siglo 16 al 19 y está a resguardo de la Diócesis de Tlaxcala, nadie que no sea la Diócesis o sus representantes en este caso los párrocos pueden disponer de presencia o ausencia de los templos”. Agregó que el hecho de ingresar a los templos sin autorización y además con lujo de violencia, se equipara a invasión, daños, despojo y lo que resulte, por eso presentaron las denuncias correspondientes por ser delito cometido en un bien federal.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles