CONTRASTES

  • URL copiada al portapapeles


23 Mar 2015
¡Que descienda el Puebla! Una inversión de 713 millones de pesos para convertir al estadio Cuauhtémoc en uno de los mejores del país y del mundo no merece un equipo como el Puebla FC. Una afición como la camotera no merece sufrir cada ocho días, ni rezar cada torneo por evitar el descenso. Una ciudad como la de Puebla merece un estadio de primer mundo. Pero actualmente tenemos un equipo de cuarta o quinta categoría. Está claro que Jesús López Chargoy es responsable de una buena parte de la mediocridad de los últimos años del Puebla. La otra parte son todas las pésimas contrataciones de directores técnicos y jugadores que sólo vienen a cobrar y se van. Sin amor al equipo, sin compromiso con la ciudad, sin sentir la camiseta con la franja en el pecho. Ante el inminente descenso del equipo, la inversión de 713 millones no está en riesgo. Si algo caracteriza al gobernador Rafael Moreno Valle es su capacidad de anticiparse a los hechos y ayer declaró que con el nuevo estadio existen posibilidades de que otro equipo de primera división pueda jugar ahí. Las derrotas de La Franja ante Chivas y Pumas prácticamente han dejado al Puebla con la ligera esperanza de que el equipo Leones Negros sea el que descienda. Es una situación complicada pero no imposible. Aún así, si la suerte acompaña al Puebla y logra superar a Leones Negros el nuevo estadio y la ciudad merecen un mejor equipo de futbol. Uno que vaya acorde con la inversión histórica para tener un estadio de primer mundo. Es obvio que en la mente del gobernador el equipo de Jesús López Chargoy ya no está dentro de los planes. Es más, para la mayoría de los aficionados del Puebla está claro que el actual equipo no debe seguir en primera división. La apuesta del mandatario poblano es que sean otros empresarios con mayor capacidad de inversión y un proyecto deportivo de primer nivel quienes puedan ocupar el nuevo estadio Cuauhtémoc. Urge tener un equipo que pelee títulos, liguillas y no eternamente el descenso. Bajo las actuales condiciones deportivas el Puebla FC vale muy poco por la baja calidad de sus jugadores y su posición en la tabla de descenso. Así que mientras el proyecto deportivo de Jesús López Chargoy se hunde y va directo a la liga de descenso, en la mente del gobernador ya camina otra opción. La necesidad de terminar con la mediocridad futbolística no sólo es una demanda de la administración estatal, sino de una afición cansada de tener un equipo de pésima calidad. Un estadio de primer mundo no merece un equipo de cuarta. Con estas condiciones es mejor decir: ¡Que se vaya el Puebla! Que venga un nuevo proyecto. Uno exitoso que acompañe la modernidad hacia la que camina el estado y la ciudad de Puebla. gomezcarlos79@gmail.com @gomezcarlos79

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles