Démosle el beneficio de la duda

  • URL copiada al portapapeles


06 Ene 2016
RODOLFO RUIZ R

Para que Diódoro Carrasco Alta­mirano haya aceptado dejar la comodidad de la representación del gobierno de Puebla en el Distri­to Federal para asumir la Secretaría Gene­ral del Gobierno de Puebla, y haya ofreci­do, en su toma de posesión, gobernabili­dad democrática, diálogo respetuoso, divi­sión de poderes y seguridad en las próximas elecciones, seguramente negoció con su jefe amplios márgenes de libertad y operación.

De otra manera no se entiende por qué acep­tó llevar la coordinación del gabinete, a pesar de su evidente desarraigo y desconocimiento de los grupos y problemas políticos de la entidad, en la recta final del sexenio o por qué prometió llevar una línea contraria a la política seguida por el actual grupo gobernante. Supongo que para el exgobernador de Oaxaca y exsecretario de Gobernación del presidente Ernesto Zedillo no es descono­cido que la administración morenovallista está lejos de gobernar bajo los principios de pluralismo, tolerancia, libertad de expresión, rendición de cuentas, participación democrática, legitimidad y respeto al disidente.

 O que en lo que va del sexenio el diálogo entre iguales, Ejecutivo y poderes Legislativo y Judicial; o entre gobierno, partidos e instituciones, o entre autoridades y dirigentes sociales y sectoriales se ha convertido en un vertical monólogo de arriba abajo o de soberano o súbditos.

O que la cacareada división de poderes en Pue­bla es una caricatura o un mal chiste que no resiste el mínimo análisis institucional desde la óptica legal constitucional, presupuestal o de facultades y atri­buciones del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Diódoro Carrasco no es ningún improvisado en materia de política y gobernanza. Ha sido goberna­dor y fue responsable de la política interior del país en el último gobierno del priato. Conoce al PRI y también al PAN, partido al que se mudó desde 2005.

Si dijo lo que dijo al rendir protesta del car­go como tercer titular de la Secretaría General de Gobierno en los cinco años de la gestión de Moreno Valle fue por algo. Démosle el beneficio de la duda. Con que llegue a cumplir uno de los cuatro compromisos que ofreció en su toma de posesión, vamos de gane.

¿O no? @periodistasoy

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles