Estefan, la máxima prueba de lealtad

  • URL copiada al portapapeles


02 Mar 2016
Carlos Gómez Blanca Alcalá tomó una decisión propia que marcará el rumbo su campaña electoral al elegir a Jorge Estefan Chidiac para ocupar la dirigencia estatal del PRI. Una de las dos posiciones más importantes de la campaña. La otra es la coordinación de su campaña que por el momento se encuentra vacante ante la renuncia intempestiva de Alejandro Armenta Mier. Nada de extraño tendría el nombramiento del diputado federal por Izúcar de Matamoros, Jorge Estefan Chidiac, debido a que su trayectoria política lo avala. Sin embargo, es concuño del candidato de la alianza encabezada por el PAN, Tony Gali. Ese pequeño detalle es la prueba de fuego de la lealtad hacia Blanca Alcalá. ¿Podrá separar los intereses familiares de la campaña de Alcalá? Blanca Alcalá está convencida que así será. Hay quienes tienen serias dudas. Pero ella decidió apostar por un hombre de su total confianza para una posición tan importante. Es una medida arriesgada pero necesaria para poner fin a todas aquellas dudas que se sembraron de manera inteligente y otras deslealtades que quedaron al descubierto como el caso de Ricardo Urzúa. Blanca Alcalá sabe que no hay tiempo de más errores en su naciente campaña. Poco a poco la candidata del PRI empezó a tomar en control de su propia campaña al expulsar de la misma al exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres. Sabe que debe tener cuidado de las deslealtades de la familia Morales Flores y de otros tantos priistas y expriistas que buscan a toda costa frenar sus aspiraciones políticas. Apenas han comenzado a perfilarse algunos mensajes positivos sobre su persona y sus logros como presidenta municipal de Puebla en las redes sociales. Quizá esa parte del área de Comunicación siga como un gran pendiente pero confía en la capacidad de la enviada de Miguel Ángel Osorio Chong y, desde luego, en la gente que ha trabajado con ella durante los últimos años. Después de un par de semanas prácticamente negras el panorama empieza aclarase un poco para la candidata del PRI. Los ajustes en su equipo de campaña se darán paso por paso. Lo bueno para ella es que ya entendió que los traidores la rodean. El espionaje contra ella y su equipo están a la orden del día. Con todo eso deberá competir la candidata del PRI. No será fácil. Jorge Estefan Chidiac tiene que demostrar de inmediato que será leal a Blanca Alcalá. En él estará centrada buena parte de la estructura de la candidata. Y ya pronto se conocerá el nombre del coordinador de la campaña. Blanca Alcalá empezó a limpiar la casa. La gran duda será saber si le dará tiempo. Tiene que revertir la estrategia de divide y vencerás. Es una candidata con un enorme potencial competitivo y aún faltan varias semanas para iniciar la campaña. Ella sabe que aún puede ganar. www.contrastesdepuebla.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles