Registro Civil dejó un saldo social negativo

  • URL copiada al portapapeles


08 Mar 2016
Carlos Gómez

Un niño muerto, tres ediles auxiliares encarcelados –dos siguen en prisión–, y un rechazo social casi unánime a la centralización del Registro Civil por parte del Gobierno del Estado de Puebla, obligó en estos tiempos electorales a dar marcha atrás en la medida.

Ayer la Secretaría General de Gobierno mandó un boletín de prensa en donde acepta que es necesario regresar el Registro Civil a las Juntas Auxiliares.

Aquí la justificación de la medida: “Señaló (Fernando Morales Martínez) que los motivos por los cuales en el 2014 se determinó el cese de la función del Registro Civil en las Juntas Auxiliares, fueron la falta de transparencia, homogeneidad; control y certeza jurídica en los actos registrales, además de los altos costos de los trámites.

Luego de puntualizar que el proceso de transferencia es viable en este momento, Morales Martínez mencionó que debido al alta demanda de los trámites que proporciona el Registro Civil y con el fin de acercar los servicios a los ciudadanos que se encuentran en las localidades más alejadas de las cabeceras municipales, resulta necesario regresar la función del Registro Civil a las Juntas Auxiliares del Estado”.

Nadie puede olvidar que el enfrentamiento entre pobladores de Chalchihuapan y Policías Estatales fue por la defensa de los primeros por mantener el Registro Civil en su Junta Auxiliar.

Tampoco que los ediles auxiliares de Chalchihuapan, Canoa y La Resurrección fueron enviados a la cárcel por oponerse a la medida de quitarles el Registro Civil a las Juntas Auxiliares.

Quizá los casos más emblemáticos de la resistencia social se dieron en las tres Juntas Auxiliares antes mencionadas pero existieron múltiples brotes de inconformidad que fueron apagados con la fuerza pública –como en el caso de Tehuacán.

En pocas palabras, el saldo social es negativo.

Todo lo anterior mantiene una molestia muy marcada hacia el Gobierno del Estado porque los servicios del Registro Civil se concentraron en las cabeceras municipales y hacer los trámites sale más caro y se invierte mayor tiempo.

Así que dar marcha atrás a la medida es simplemente una muestra más de la necesidad que existe en estos tiempos electorales para recuperar la confianza de la población del interior del estado.

Urge una reconciliación a Rafael Moreno Valle con todas las juntas auxiliares de Puebla.

Sin embargo, la gran duda es saber si dará tiempo lograr esa reconciliación entre las autoridades estatales y todos los habitantes de las Juntas Auxiliares que se sintieron agraviados.

Lo mismo ocurre con los programas de las Fotomultas, la Línea 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), los cobros excesivos del agua potable en el municipio de Puebla, entre otros.

Habrá que estar pendiente de la reacción de la gente que vive en las Juntas Auxiliares.

Ellos tienen la última palabra.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles