¿Qué esconde el alcalde de Cuautlancingo, Félix Casiano?

  • URL copiada al portapapeles


16 Mar 2016
Carlos Gómez

Catorce días después del levantón de 12 personas en un palenque en el municipio de Cuautlancingo, cuyos cuerpos aparecieron dentro de tambos en Calpan, el alcalde Félix Casiano Tlaque reapareció en un jardín de niños únicamente para evadir su responsabilidad por los hechos de ese día.

Desde el 1 de marzo el alcalde panista no había aparecido en público y a través de un vídeo oficial difundido por el propio Ayuntamiento, en una reunión con padres de familia de un preescolar de Cuautlancingo, el edil fijó una postura para eludir su responsabilidad sobre los hechos ocurridos:

“Vale la pena reflexionar y esto va para todos los adultos que estamos presentes: que mucha de la situación que hoy vivimos (inseguridad), no nada más en Cuautlancingo, en nuestro país, va mucho de las diferentes acciones que dejamos de hacer en la familia.

El tema de seguridad no nada más le atañe al Estado Mexicano, creo yo que también le corresponde a las familias. Sí papá y mamá, no caemos en la responsabilidad de reflexionar, de educar perfectamente a nuestros hijos, de que no se debe renunciar a la responsabilidad que tenemos para educar a nuestros hijos, vamos a tener problemas más graves de los que ya tenemos”.

Este mensaje simplemente no responde con claridad las grandes interrogantes que siguen:

¿Dónde estaba ese 1 de marzo?

¿Por qué sigue sin fijar una postura clara y precisa sobre los hechos ocurridos ese día?

¿Qué medidas tomó la madrugada de ese 1 de marzo, cuando fueron levantadas las 12 personas?

¿Por qué no actuó de manera inmediata contra sus policías?

No hay que olvidar que tuvo que ser la Fiscalía General del Estado la que se encargó de citar y procesar penalmente a seis policías por los hechos ocurridos en la balacera y posterior levantón de las personas que estaban a media calle de la oficina del alcalde.

Actualmente la PGR ya interviene en las investigaciones y se indaga el grado de participación u omisión de los policías municipales de Cuautlancingo.

Qué fácil es para Félix Casiano pedir a los padres de familia asumir una responsabilidad de educación de los hijos para evitar mayores problemas de inseguridad.

¿Y el qué hizo para cumplir con su responsabilidad de mantener la seguridad en ese municipio?

La realidad es que la postura del alcalde no convence a nadie.

Nadie cree que no sabía lo que ocurría la madrugada del 1 de marzo.

Al interior de su equipo de trabajo hay serias dudas sobre lo que realmente ocurrió ese día.

Ayer se filtró una invitación que estaba preparada por el área de Comunicación Social a los reporteros en donde el alcalde supuestamente hablaría de los hechos ocurridos el 1 de marzo.

Al final se dio marcha atrás a esa invitación.

¿Qué sigue escondiendo Félix Casiano?

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles