Desde el portal

  • URL copiada al portapapeles


24 Mar 2016
Ángel Soriano Ataque en Bruselas Pronto la humanidad habrá de acostumbrarse al clima de terrorismo mundial y tras los ataques de Paris y Bruselas sólo seguirá el recuento en lo que el presidente francés Francois Hollande prevé una guerra prolongada contra el terrorismo del Estado Islámico. La violencia para combatir la violencia no es la mejor forma para apaciguar los caldeados ánimos entre los grupos terroristas, fanáticos que no han podido intergrarse a la civilización y pretenden imponer su religión por la fuerza a quienes no comulgan con sus ideas. Coincide este nuevo ataque terrorista con la visita del Presidente Obama a Cuba, en donde junto con su homólogo Raúl Castro destacaron la importancia del respeto a los derechos humanos, a la libertad de expresión y a las diversas formas de pensar como formas de entendimiento universal. Pasó ya la época en que hubo violencia para desterrar a una dictadura en Cuba, imponer un nuevo régimen, de la Revolución, y que éste tienda ahora hacia la convivencia pacífica no sólo entre los pueblos como lo proclamaba Juárez, sino al interior mismo de las naciones. Ambos asuntos de carácter mundial deben ser ejemplos para la humanidad. Cómo, pese a los avances de la tecnología y la democracia, los países más civilizados de Europa son víctimas de la barbarie y el retroceso; son víctimas de una sociedad que ahora vive enajenada –como ha ocurrido a lo largo de su historia- a sus creencias religiosas y las extiende, no por la convicción, sino por la fuerza y la aniquilación de inocentes que nada tienen que ver con sus luchas fraticidas. Los gobernantes deben reflexionar también que no será con una guerra prolongada como se acabará con los terroristas. Nunca han sido efectivas las balas, es necesario emplear otros mecanismos pues hoy se inmolan, se suicidan, se sacrifican o se encarcelan a los líderes, pero aparecen otros, nuevas organizaciones y nuevos ataques. La guerra, si será prolongada como lo expresa Hollande, se llevará a muchos inocentes de por medio. TURBULENCIAS Población civil, la víctima: Zambrano Al opinar sobre lo ocurrido en Bruselas, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, dijo: “los terroristas y sus acciones no conocen fronteras y no tienen el más mínimo pudor por hacerse notar, si quieren combatir a un gobierno por la vía que sea, pues que lo hagan contra los gobiernos, yo no justifico de modo alguno tampoco, este tipo de acciones violentas; pero, en ningún momento contra la población civil, contra la población indefensa que no tiene por qué ser la destinataria de los odios o de las creencias políticas o religiosas de algún grupo cualquiera que sea”... A más de un año de la rebelión de trabajadores agrícolas en el Valle de San Quintín, 80 por ciento de ellos carecen de seguridad social y contrato escrito, señaló Max Correa Hernández, secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC) y exigió al secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, al gobernador de Baja California, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid y a patrones cumplir con el acuerdo de 13 puntos firmado hacen un año pues en las actuales condiciones los jornaleros y sus familias conviven sin protección con agroquímicos muy potentes para erradicar plagas; niños y mujeres embarazadas sufren abusos y maltratos de capataces, además de no contar con prestaciones y vivienda; recordó que de cada 100 fresas que se consumen en Estados Unidos, 99 se producen en México cosechadas por jornaleros indígenas. www.revista-brecha.com asorianodesdelportal@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles