“HORIZONTES”

  • URL copiada al portapapeles


12 Abr 2016
Por: Tere Mora Guillén Los países europeos que han vivido guerras, tienen un alto grado de concientización sobre la importancia del uso, almacenamiento, y racionalización del agua; contrario a Norteamérica y América Latina. De un tiempo acá se enfatiza la urgencia de crear conciencia entre la población sobre el volumen hídrico utilizado en la producción de bienes y servicios que se consumen a diario. Asimismo se requieren mayores inversiones y tecnología novedosa para aprovechar el vital líquido. El agua se emplea para beber, para el aseo personal, la fabricación de alimentos, ropa y productos. Tan sólo para producir una taza de café se utilizan 140 litros de agua y para una de leche mil. Los seres humanos podemos sobrevivir con unos pocos sorbos de agua al día, pero el agua que bebemos diariamente a través de los alimentos que consumimos es mucha más: basta pensar en los 15.000 litros necesarios para producir un kilo de carne. Cálculos internacionales señalan que de los 35 millones de kilómetros cúbicos de agua dulce en el planeta, el 70 por ciento no está disponible, 105 millones se ubican en cuerpos subterráneos y sólo 135 mil kilómetros en lagos, ríos, suelo, aire, humedales, plantas y animales. En la mitad de los países del orbe, la disponibilidad del agua potable es baja, con cerca de cuatro mil 300 metros cúbicos anuales por habitante. Hay quienes pronostican que para el año 2020, la cifra se reducirá a tres mil 500 metros cúbicos por persona. El Antigüo Testamento destaca al menos en cinco ocasiones historias de agua que es obtenida o recuperada de manera milagrosa sin embargo carecemos de la formula para incrementar el recurso; aunado a lo anterior, si sumamos los efectos del cambio climático, la situación se vislumbra más complicada. Incluso la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por sus siglas en inglés, alerta que el incremento de la población hará crecer en todo el planeta la demanda de agua. Ante los pronósticos de que para el año 2050 la agricultura habrá de afrontar retos complejos para alimentar a una población que contará con 9 mil millones de personas. Se presenta una alternativa ya que Israel pretende convertirse en el principal exportador mundial de tecnologías de agua. Avi Perel, científico jefe del Ministerio de Agricultura, es optimista, según muestra un reportaje publicado en el diario “El País”, los desafíos de la falta de agua, poco suelo y escasez de mano de obra ya los teníamos hace 65 años”. Ya en la actualidad, Israel exporta tecnologías relacionadas con el agua por valor de dos mil millones de dólares al año. Las técnicas que el país quiere exportar se orientan tanto a la producción de agua desde fuentes alternativas, como a mecanismos para un uso más responsable del vital líquido. De tal forma la FAO contempla que la agricultura se enfrenta a retos complejos de aquí al 2050, para alimentar a una población que alcanzará 9 000 millones de personas. Una certeza, sin embargo, es que se necesitará más agua para producir el 60% de los alimentos adicionales que se calcula serán necesarios. La labor de la FAO en el agua se centra en un uso del agua en la agricultura más eficiente, equitativo y respetuoso con el medio ambiente. Pese a la tecnología de vanguardia, los habitantes del planeta aún estamos a tiempo de revertir las sequías del futuro, y la escasez del vital líquido, a través de la concientización comenzando por los padres de familia y maestros hacia los hijos y pupilos. Denunciemos las fugas frecuentes de agua en nuestras calles y avenidas, reduzcamos los tiempos al bañarnos, almacenemos en contenedores el agua de lluvia para regar plantas y jardines; pensemos en los menos favorecidos, sitios rurales y personas de escasos recursos quienes en pleno siglo XXI, no reciben en sus colonias agua potable y se ven en la necesidad de acudir a las pipas con sus recipientes para obtener el vital liquido del día a día. Asimismo, resulta indispensable reordenar el uso de suelo para asegurar el abasto proveniente de acuíferos y establecer medidas para evitar la contaminación de estas y otras fuentes. tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles