TÓMELO CON CALMA

  • URL copiada al portapapeles


29 Abr 2016
Por: Fernando A. Mora Guillén - En 20 por ciento la ocupación hotelera en Acapulco. - En 19 años son 9 los periodistas asesinados en Guerrero y dos desaparecidos. - El caso de los normalistas desaparecidos ¿terminará como el de La Paca? - En Polanco videovigilancia en camiones. Luego de la violencia registrada el pasado fin de semana en Acapulco, cuando hubo tres balaceras simultáneas, entre ellas el ataque al hotel Alba Suites, ocupado por la policía federal que vigila el programa Guerrero Seguro, como una reacción a la detención de Freddy del Valle Bordel, alias “el burro”, uno de los lideres del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), quien fue detenido en Los Cabos, Baja California Sur; la ocupación hotelera en el puerto se ubicó en 20 por ciento, es decir, 15 puntos porcentuales menos en comparación con el nivel promedio en temporada baja. El periódico francés Le Monde, destacó que el puerto pasó a ser una de las ciudades más violentas del mundo, ya que en 15 meses registró mil 200 asesinatos. Por más que las autoridades tengan el propósito de atraer inversiones y fomentar el turismo en el paradisiaco Acapulco, los acontecimientos son lamentables y en tales condiciones resulta imposible resucitar a un muerto. No entendemos como es posible que se canalicen recursos a instalar el stand mas llamativo y costoso del Tianguis Turístico Guadalajara 2016, y se anuncie que no hay Plan B para el próximo año, cuando los prestadores de servicios turísticos de Guerrero (Acapulco, Ixtapa y Taxco) no ven la suya desde hace 5 años en que han tenido que cerrar sus puertas y abandonar proyectos miles de micro y pequeños empresarios. Los Hoteleros ya exigen a las autoridades no un programa más de la veintena con los que las autoridades han intentado establecer control en los destinos; sino uno definitivo que establezca el orden para tratar de retomar la reconstrucción del tejido social, y encontrar vías para la reactivación económica de la región. Tómelo con ironía.- Y seguimos con Guerrero; en 19 años, ya son nueve los periodistas asesinados y dos desaparecidos en el estado. Esto no es más que una muestra de la descomposición del tejido social, hay un absoluto desgobierno, las “autoridades” se han visto rebasadas, y los hechos van en detrimento a la libertad de expresión. El periodismo es un oficio fascinante y noble, que hoy se ejerce con responsabilidad y gran temor. Infructuosos resultan los esfuerzos de la Fiscalía Regional en Guerrero, para exigir que la PGR atraiga el caso más reciente, y haya el esclarecimiento del asesinato de Francisco Pacheco Beltrán, corresponsal de Radio Capital y del Sol de Acapulco en Taxco de Alarcón. Independientemente de ello, son muchos los periodistas que en el estado reciben llamadas de amenaza por parte de la delincuencia organizada, que a diferencia de las autoridades sí articula bien sus mensajes y la operación, que le ha permitido tomar control de las plazas. Lamentable, pero los verdaderos periodistas comprometidos con la libre expresión y con la sociedad, debemos seguir adelante, lideando con las amenazas y las muestras de poder y control de los grupos. Tómelo con Imaginación.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos informó que integra expedientes de quejas por detenciones arbitrarias, trato cruel, inhumano o degradante y tortura, presentadas por algunos de los inculpados en el caso Iguala. Por su parte la Organización de las Naciones Unidas consideró que son “preocupantes” los obstáculos reportados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que impidieron explorar nuevas líneas de investigación. Total que el asunto de la desaparición de los normalistas de Iguala ha crecido a tal grado que su solución parece no tener fin y ya hay quienes consideran el desenlace tan burlesco y falso como el caso de Chapa Bezanilla y su Paca. Tómelo con interés.- Desde hace poco más de un mes, la empresa Transportes Ejecutivos Polanco decidió invertir en la instalación de un sistema de videovigilancia dentro de 30 de los 80 camiones de pasajeros con que cuenta, que diariamente circulan por las avenidas Horacio y Ejército Nacional, rumbo a las estaciones Sevilla y Polanco del Metro. El mecanismo consta de 3 cámaras que vigilan cada punto del interior de los vehículos, un radio vinculado a las demás unidades y geolocalización. Este es apenas un incipiente intento para garantizar seguridad a los pasajeros que de manera cotidiana utilizan el servicio. Ojalá veamos ejemplos tangibles en beneficio de la ciudadanía con los recursos que las autoridades recauden en multas a nuestras costillas. Correo: tomeloconcalmacolumna@gmail.com Twitter: @Fernando_MoraG Facebook: Fernando Antonio Mora * Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana. Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles