Sin campesino habrá crisis alimentaria

  • URL copiada al portapapeles

Roxana LUNA P.


19 Sep 2016

Cada año en la Cámara de Diputados se discute el Presupuesto de Egresos de la Federación, una propuesta que elabora el Poder Ejecutivo por medio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, trata de la distribución de los recursos para el próximo año fiscal y es enviado cada 8 de septiembre a la Cámara de Diputados a fin de ser analizado y discutido para su aprobación.

Desde mi punto de vista, las prioridades deben ser salud, educación y campo y en este último sector nos concentraremos, el campo es de los más olvidados por parte de las autoridades y éste es el que más aporta, no sólo a la sociedad mexicana, sino también a las economías sólidas como Estados Unidos.

Tan sólo la reducción para el campo en dicho presupuesto es impresionante, pues de 62 mil 158 millones de pesos que le correspondían al campo en 2016, ahora se descontarán 22 mil millones de pesos, es decir, casi un 27 por ciento de recorte presupuestal.

Se trata de reorientar las políticas públicas que sólo benefician a las grandes empresas como Wal Mart y Bachoco, pues México importa a Estados Unidos 40 por ciento de los alimentos que nosotros cultivamos y que diariamente consumimos.

Son los pequeños productores que sin apoyos gubernamentales han logrado sostener el peso de la producción nacional, lo que realmente se necesita es una correcta distribución del presupuesto de egresos, ya que únicamente el 10 por ciento de todos los productores del país recibe entre el 70 y 75 por ciento de los apoyos del gobierno, mientras que de las cinco millones 400 mil unidades de producción total en el país, sólo 18 mil cuentan con los apoyos necesarios.

Fue durante el Encuentro de legisladores y legisladoras con Organizaciones Campesinas en la Cámara de Diputados donde representantes del campo de toda la República Mexicana coincidieron y expusieron a los diputados del PRD que los únicos beneficiados con el trabajo de los campesinos son las grandes empresas, solicitando su intervención para que el campo logre captar mayores recursos.

Incluso, la presidenta nacional del PRD llamó a las distintas fuerzas políticas a construir un modelo económico alternativo que logre resolver de fondo la situación del país y que proporcione los recursos necesarios a los sectores que realmente lo necesitan.

Se carece de tanto en este sector, se necesitan buenos programas para ayudar a los pequeños productores, un presupuesto digno y capacitación constante para así cambiar realmente este escenario y evitar que la fuerza laboral campesina emigre ocasionando una desintegración familiar.

Con todo lo anterior, se demuestra que no existe el mínimo interés para activar al campo y sobre todo a los pequeños productores, el actual gobierno federal continúa sin garantizar la producción de nuestras tierras, la cual siempre ha sido una de las principales fuentes de nuestra economía.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles