Ataca el cacicazgo de Cuayuca de Andrade

  • URL copiada al portapapeles

El sábado primero de octubre, a las seis de la tarde, después de regresar de una reunión con autoridades de El Organal, inspectoría municipal de Cuayuca de Andrade, Puebla, fue atacado con arma de fuego en los galeros de la comunidad de El Naranjo la camioneta que transportaba al ingeniero Nibardo Hernández Sánchez, dirigente de Antorcha Campesina en Cuayuca de Andrade y a dos personas más.

Sin lugar a dudas, este ataque fue perpetrado por el cacicazgo cuayuquense (cuya cabeza visible es Álvaro Cabrera) que desesperado porque cada día que pasa ve más lejana la posibilidad de reconquistar el poder municipal, intenta descabezar, por la vía del asesinato, al Movimiento Antorchista de Cuayuca de Andrade.

La labor que vienen realizando la presidenta municipal antorchista, señora Graciela Perea Aranda, y el ingeniero Nibardo Hernández Sánchez ha permitido en dos años de gobierno progresista, ayudar a los pobres de este municipio con la dotación de vivienda, la pavimentación de calles, construcción de redes de energía eléctrica, techados de canchas, sanitarios, así como la entrega de fertilizante, y varias obras más a la mayoría de la ciudadanía cuayuquense.

Este trabajo tesonero, abnegado y honrado, ha conquistado la simpatía de mucha gente hacia nuestra organización y su presidenta. Es en este contexto en que se da el atentado, y dado que nuestra labor solo afecta los intereses caciquiles del dominio de Álvaro Cabrera y compañía, ellos son, por lo tanto, los únicos responsables de fraguar el atentado sufrido en la persona del Ingeniero Nibardo Hernández Sánchez.

Por tal razón, desde este momento hacemos responsable de la vida del ingeniero Nibardo Hernández Sánchez a Álvaro Cabrera Alonzo y al equipo de incondicionales que lo rodea.

Al gobierno del estado le exigimos que detenga la mano asesina de estos criminales, que en sus ansias de poder no reparan en ningún tipo procedimientos para lograr sus fines ni se detienen ante nada para satisfacer sus ansias de poder.

A la población honrada, progresista y pacífica de Cuayuca, la invitamos para que analicen y concluya quiénes son los enemigos, quiénes son los provocadores de la violencia, para que, de una vez por todas, le den la espalda al cacicazgo asesino de Cuayuca y se unan libre y desinteresadamente a las filas de Antorcha Campesina que, como lo demuestran nuestros hechos, sólo buscamos para los pobres, progreso, paz y bienestar.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles