Descubrimientos 2016

  • URL copiada al portapapeles

Diana Gómez


08 Ene 2017

Durante los pasados 12 meses, hubo aproximadamente 16 muertes de músicos internacionales, pasando por Prince y Maurice White. Un año bastante trágico para la música.

Pero vale la pena hacer un recuento de los descubrimientos sonoros y de las bandas que surgieron, pues al final son los que sustituirán a nuestras leyendas muertas.

Fuera de prejuicios, este año se reivindicó con varios géneros, como el pop, el hip hop y hasta la música del mundo. Esta es la primera parte que aborda los nuevos sonidos que hicieron historia en 2016.

Anohni: Antony Hegarty no es ninguna figura nueva en la música, lleva años dedicando sus letras a su crecimiento sonoro. Pero con su proyecto Anohni conocimos su amalgama vulnerable, además de que llevó la palabra transexual al escenario de una forma distinta. No exaltó su nueva apariencia sino que la colocó como algo común.

Desde Inglaterra, Hegarty nos contó sobre el cuerpo humano, su desarrollo, la homosexualidad y los cambios de pensamiento. Hopelessness fue un disco tan inteligente y precioso que demostró lo mucho que puede desarrollar el pop y su experimentación. Una joya que anunció el nacimiento de una estrella gigantesca.

Junun: Si tuviéramos que elegir un sólo calificativo para Jonny Greenwood, el de perverso quedaría más que correcto. Este músico funciona como el timón de la música. Es un tipo curioso, que se sienta concentrado a hacer lo suyo, que no necesita de una sola pose para creerle su perfección y su sabiduría.

Y aunque Radiohead, su banda actual, sacó un nuevo álbum, Greenwood se llevó el año con Junun, un proyecto que efectuó con el compositor israelí, Shye Ben Tzur y de la mano de su irremediable mancuerna, Nigel Godrich.

Greenwood hizo un viaje de campo por la India para recolectar los sonidos más inusuales, conoció a músicos que no necesitan de la industria, los que hallan el ritmo mediante instrumentos manufacturados por ellos mismos.

Y por si fuera poco, todo este trabajo sublime quedó guardado en su documental del mismo nombre, producido por Paul Thomas Anderson. Jonny Greenwood este 2016 nos dijo, una vez más, que está en este mundo para hacer maravillas con la música.

Nxworries: Así como en 2015, Kendrick Lamar hizo historia con su álbum To Pimp A Butterfly, Anderson .Paak efectuó un trabajo similar en estos últimos meses. No podríamos compararlos porque ambos maquilan texturas distintas, pero definitivamente ya son referente de esta década en el hip hop.

Anderson .Paak presentó Nxworries, un trabajo que con Knxwledge comenzó desde hace dos años, pero que salió a la luz en este 2016 con su álbum Yes Lawd!, un disco que revive finos hilos del R&B y el rap con una buena cucharada de romanticismo. Algo tan delicioso que se goza desde la primera canción.

Nxworries nos hace pensar que el género está vivo y que no está para nada peleado con el buen gusto y el funk bien confeccionado. Sin duda es el parte aguas de una buena avalancha de hip hop.

En la siguiente columna analizaremos más trayectos musicales que nos dejó el año, uno con grandes y confortables sorpresas. 

@dianaegomez

Grado académico: Licenciada en periodismo e involucrada en la música y la cultura.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles