Tres años de hacer radio para niños y familias: Arriba Chamaco

  • URL copiada al portapapeles

Martín CORONA


12 Ene 2017

Hace tres años y cuatro meses, un amigo con quien había hecho un par de proyectos me invitó a hacer un programa radiofónico para niños. Fue muy singular porque en la mesa de un café me confesó que sería el nuevo director de Radio BUAP. Yo tenía ya 3 años haciendo un programa semanal por Puebla FM, antes SICOM, y hacía más de un año que había escrito el proyecto para un matutino diario con un enfoque diferente y en su momento todas las puertas se negaron a abrir.

Comenzamos a programar música los dos últimos meses de 2013 para arrancar con bombo y platillo el mero 6 de enero. Creí entonces que era la fecha perfecta, al tiempo que festivales, entregas de juguetes, pero no hemos logrado organizar un solo aniversario. Al año, durante 2015 nos dieron Mención Honorífica en el Premio México LEE, el galardón más importante a la promoción de lectura en México. A nosotros, a tres personas que sin un solo peso de presupuesto, gastando las "ganancias" de nuestro trabajo como cuenta cuentos y juglares sostenemos la gestión, pre producción y conducción del programa.

Han pasado por el programa muchos compañeros, becarios, amigos, invitados, instituciones, empresas y a todos les estamos muy agradecidos. Sin embargo, seguimos sin un solo centavo para su realización, sin interés de nadie por apoyar o aportar. Con cientos de radioescuchas a diario, con vínculos a Argentina, Chile, España, Colombia y otros países de habla hispana que nos dan cotidianamente entrevistas con creadores, músicos y escritores. Todo ello para que la gente lo escuche, lo disfrute y tenga en la radio una opción más allá de la repetición de los mismos contenidos de la tele o los noticieros locales con más intereses comerciales y políticos que buenas intenciones.

A diferencia de lo que pudiéramos creer, a tres años en un programa y seis en otro, esto no hace que tengamos privilegios con el estado o la universidad. Siguen tomándonos en cuenta muy de vez en cuanto en sus eventos y espacios. Tampoco nos llaman para proponernos proyectos, acaso alguna persona, algún amigo sensible, nos ofrece desde su espacio la posibilidad de trabajar en algún evento, aboga por nosotros como lo haría cualquier otra persona que gusta de nuestro quehacer.

Tampoco hemos recibido ningún apoyo o beca, pese a enviar proyectos y documentos a cada convocatoria. Vemos cómo ese recurso va a manos de amigos cercanos y familiares de políticos y directivos. Sin embargo, las puertas y micrófonos en nuestros espacios están siempre abiertas incluso para quienes nos han quedado a deber o han usado nuestros proyectos para su propio beneficio.

Sin embargo, gracias a la gente que gusta de nuestro trabajo vivimos, comemos, viajamos y podemos seguir adelante. Nunca con calma, siempre a prisa para llegar a la siguiente función, siempre buscando espacios para grabar alguna entrevista, siempre pendientes de mejorar nuestros contenidos y hacer cosas de mayor calidad con los espacios que, por otra parte, muy amablemente nos otorgan.

No me pagan por hacer un programa de radio, sea el estado o la universidad. No pagan gasolina, teléfono, estacionamiento, ni una tarjeta en navidad por "cortesía". No les importa la gente, sólo sus proyectos políticos, sus presupuestos que dicen nunca tener.

Pero, a mí sí me importa. Me importa hablarles de los libros que nos pueden dar pistas de cómo vivir de otras maneras. Me interesa mucho que conozcan el caudal de música que hace gente maravillosa en todo Hispanoamérica, a quienes como a mí, sí nos interesa.

Gracias por tu interés, gracias a ti por estar, por leerme, por permitir que no todo sea violencia, dinero, drogas, política, futbol y muchas más realidades alteradas.

Y seguimos de lunes a viernes por el 96.9 de FM de 7 a 8 am, los sábados de 8 a 9 am por el 105.9 y con sus respectivos espacios vía internet. Seguimos y seguiremos abriendo las puertas y ventanas a realidades diversas, desde nuestro pequeño espacio plagado de buenas intenciones.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles