Horizontes

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


11 Abr 2017

Y en México a muchos se les queman las habas por presentar sus proyectos rumbo al proceso electoral del 2018. Tienen digamos grandes aspiraciones y poca vergüenza.

Y en específico haré hoy referencia al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien manifestó su intención de ser candidato presidencial e incluso anunció que el segundo semestre del año, presentará un proyecto con visión gubernamental.

¿Quién aconsejará al señor Mancera?, ya que a duras penas ha mal gobernado la capital del país; creerá que es fácil llevar el timón de México.

¿Habrá considerado el jefe de gobierno la posibilidad real de obtener la mayoría de los comicios en el proceso electoral del 2018? ¿Por qué no hay quien lo ubique y le haga ver que tiene a los capitalinos temblando por su mal ejercicio de labores, por estar lejos de los ciudadanos y vivir en limbo?

Desconoce el señor Mancera que los habitantes de la Ciudad de México, somos rehenes de la delincuencia que se encuentra en cada esquina. Que la población se juega la vida literalmente de manera cotidiana en el transporte público, porque en cualquier momento el hampa hace de las suyas; y para los automovilistas y peatones la situación es similar, bien nos va si en caso de asalto, vivimos para contarla.

Ignora acaso que una gran mayoría de los capitalinos desaprueba la gestión del jefe de Gobierno, y aspectos como combate a la corrupción, seguridad pública y lucha contra la pobreza.

Amén de que al menos en la delegación Coyoacán como en tantas de esta nuestra Ciudad de los Palacios, lucen ya no digamos baches, sendos boquetes en nuestras calles y avenidas. ¿No siente tristeza Miguel Ángel Mancera del estado en que se encuentra esta ciudad capital? Y ni qué decir de que se siguen haciendo enormes moles, plazas comerciales y edificios, que al pertenecer los terrenos a algún exfuncionario, en contubernio con las actuales autoridades, se otorgan usos de suelo de manera descomunal.

Pero cómo habrá de enterarse el señor Mancera de asuntos intrascendentes, si lo que le ocupa hoy día son sus aspiraciones con miras al 2018; quizá por ello quiso la jefatura de gobierno, para usarla meramente como trampolín político.

Y es que para ser buen gobernante señor Mancera, no basta con instalar camaritas por calles y avenidas, muchas de ellas por cierto descompuestas, otras que de plano han averiado los propios delincuentes; tampoco las ecobicis han hecho felices a la mayoría de los capitalinos, porque esta nuestra ciudad no es apta para este transporte al no haber carriles específicos, y la educación que se requiere, no somos como Holanda un país del primer mundo.

Pero eso sí, los capitalinos cumplimos a la hora de pagar impuestos es nuestra obligación, como lo es para las autoridades cumplir a cabalidad con sus funciones, y dar la cara a la hora de atender los problemas que aquejan a la ciudadanía.

Si bien se ha lucido señor Mancera con sus festivales, no sólo de pan y circo vive el hombre, los mexicanos requerimos de muchas más virtudes de las que usted adolece, a la hora de elegir a un mandatario.

Por el periodo vacacional de Pascuas "Horizontes" volverá a publicarse hasta el martes 25 de abril, agradezco a los lectores su comprensión.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles