La amenaza contra la alcaldesa de Tecomatlán busca frenar al antorchismo

  • URL copiada al portapapeles

Cero y van dos. Ahora le tocó a la alcaldesa del municipio de Tecomatlán, Inés Córdova Aguilar, a quien el lunes 17 de julio, a eso de las tres de la tarde, le llegaron tres mensaje de texto a su teléfono celular, con emisor anónimo, que amenazaron contra su integridad y su vida. En la Mixteca Poblana, en este año han sido amenazados de muerte dos líderes antorchistas.

El mensaje contra la alcaldesa dice lo siguiente: "Te tenemos bien identificada y preparate para una sorpresita (sic)"; en otro texto continúa: "Sabemos donde vas a estar en estos dias y la ventaja de todo esto es que no traes ni con que defenderte (sic)", y un último mensaje dice: "Que sigas disfrutando un rato mas esto que tu dichosa organizacion te esta dando porque no vas a tardar mucho esto es el principio de tu fin (sic)".

En el mensaje, emitido desde un número celular con lada de la ciudad de Puebla, se lee claramente una amenaza directa contra la vida de la alcaldesa antorchista de este municipio.

¿Quién o quiénes y por qué lo hacen? Está claro que no es por cuestiones personales y, por tanto, no puede ser de alguna persona en particular a quien doña Inés Córdova le caiga mal o con quien esté peleado. Quienes conocemos a Inés Córdova sabemos que es una mujer humilde, sencilla, honrada en su trabajo, dedicada a servir al pueblo de Tecomatlán como presidenta municipal y, sabemos, además, que económicamente no tiene ninguna fortuna que alguien pudiera envidiar, vive en un humilde hogar con su familia.

Se trata, pues, de otra de las tantas amenazas para intimidar e intentar frenar el trabajo de organización y lucha que viene realizando el Movimiento Antorchista en Puebla. Pues con ésta suman ya nueve ocasiones que han sido amenazados, baleados, secuestrados o allanadas las viviendas de algunos de nuestros compañeros; los últimos casos son: Nibardo Hernández Sánchez, dirigente del trabajo político de la organización en Cuayuca de Andrade; Lluvia Sánchez Hernández, dirigente del trabajo en la zona sur de la capital del estado, y Aristóteles Campos Flores, líder de la organización en San Martín Texmelucan, por mencionar los casos más recientes.

No es casualidad que ahora le haya tocado a la alcaldesa Inés Córdova Aguilar, pues el municipio que ella gobierna actualmente, es la cuna del Movimiento Antorchista, donde hace más de 43 años nació esta organización social para luchar contra la pobreza en México y que actualmente tiene en sus filas a más 2 millones y medio de mexicanos organizados.

Tecomatlán se ha convertido en un modelo ciudad de lo que deben ser los pueblos de México, es decir se ha desarrollado en todos los ámbitos, a tal grado que ha logrado cambiar la vida de cada uno de los tecomatecos.

Actualmente, Tecomatlán cuenta con una cadena educativa que va desde la ludoteca hasta un Instituto Tecnológico, en donde se ofrecen carreras profesionales a los jóvenes hijos de los campesinos pobres y obreros humildes. Cuenta con un Hospital Integral al que mucha gente (incluso de Guerrero, Oaxaca y Morelos) acude, porque ahí recibe atención profesional, humanista y eficiente de parte de los doctores, enfermeras y el personal administrativo.

Conocer a Tecomatlán, con sus cinco mil habitantes, es conocer a una pequeña ciudad que cuenta con todos los servicios básicos; calles bien pavimentadas, alumbrado público moderno, una unidad deportiva con canchas de futbol rápido, basquetbol, voleibol, un estadio de béisbol y uno de futbol con pasto sintético y una pista de atletismo de tartán; un auditorio municipal, una iglesia recién remodelada, un palacio municipal moderno y un imponente arco de entrada que da la bienvenida a todos los visitantes. Actualmente, se construye una casa de cultura con varios pisos para que todos los jóvenes puedan practicar las bellas artes y también se construye la Villa Estudiantil, que le dará hospedaje a mil estudiantes de las escuelas de Tecomatlán que llegan desde varios estados de la república. Todo el desarrollo alcanzado, le ha valido el sobrenombre de La Atenas de la Mixteca.

Por estos avances, Tecomatlán fue considerada como una de las 25 ciudades con mejor calidad de vida en todo el mundo, por el certamen City to City Barcelona FAD Award 2013, por su "capacidad de transformación, simplicidad, trascendencia, innovación, capacidad de anticipación, componente social, perdurabilidad y la sostenibilidad".

Pero estos logros del municipio, para algunos poderosos enquistados en grupos de poder en el gobierno, que se creen los dueños del poder político del estado, representan un mal ejemplo para otros pueblos, un mal ejemplo que debe ser frenado a como dé lugar. Pues para los rancios grupos de poder es necesario frenar a toda costa el desarrollo.

Así que Antorcha y su ciudad modelo, Tecomatlán, representan grandes pérdidas para quienes lucran y manejando el poder político a su antojo, porque los pueblos con esperanza de futuro y un mundo mejor son pueblos que se rebelan y que no se dejan del gobierno. Por eso, en su desesperación por el trabajo de Antorcha, como un ejemplo de lucha y de desarrollo, buscan frenar nuestro avance con amenazas, sin que les importe lastimar o quitarle la vida a los líderes de los pueblos en lucha.

Así se explica esta serie de amenazas, atentados, allanamientos de casas y asaltos que han venido sufriendo varios de nuestros compañeros; a pesar de que se han hecho las denuncia correspondientes ante la Procuraduría General de Estado y ante los Derechos Humanos, no hay ninguna investigación seria y mucho menos se ha detenido a ninguno de los autores intelectuales y materiales, a pesar de que los hemos denunciados con nombre y apellido y con las pruebas suficientes.

Volvemos, pues, a reiterar a las instituciones encargadas de llevar los casos nuestra demanda de que realicen su trabajo antes de que lamentemos la pérdida de alguno de nuestros compañeros. Y ponemos, desde este momento, bajo la responsabilidad del Gobierno del estado la integridad y vida de nuestra compañera y presidenta municipal de Tecomatlán, Inés Córdova Aguilar.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles