A pesar de la campaña negra, Antorcha avanza en Atlixco

  • URL copiada al portapapeles

El avance de Antorcha en la región de Atlixco en últimos años es de reconocerse y elogiar, pues la plausible labor que han hecho el antorchismo y sus diputados federales Hersilia Córdova y Juan Celis en el municipio es incuestionable; como era de esperarse, los ataques a la organización han aumentado considerablemente con la clara intención de frenar el crecimiento de sus simpatías. Para refutar la campaña de lodo y calumnias en contra de Antorcha y sus líderes, bastaría constatar los 239 millones de pesos que fueron aplicados en obras en Atlixco y el Distrito 13, resultado del trabajo tenaz de los antorchistas en la región. Pero ante el embate mediático, considero importante hacer algunas aclaraciones.

El pasado martes 4 de julio, el antorchismo, algunos líderes priistas, vecinos de las colonias Bugambilias en Santo Domingo Atoyatempan, pobladores de San Miguel Ayala y San Jerónimo Coyula, ofrecieron una rueda de prensa en el salón de arte de la emblemática exfábrica La Concha; en dicha conferencia, aclararon las acusaciones lanzadas por el viejo cacicazgo del municipio por las agrupaciones Atlixco Unido y el grupo San Mateo y denunciaron a ambas como las autoras principales de las calumnias que publican algunos medios y que pretenden sorprender a los ciudadanos atlixquenses. Veamos.

Primero: el problema de los terrenos de San Miguel Ayala, muy conocido por la autoridad municipal, está de la siguiente manera: se aprobó la construcción de la escuela Secundaria Técnica No. 133 con clave 21DST0144R, pero carece de instalaciones, por lo que los jóvenes alumnos están estudiando provisionalmente en las oficinas del comisariado ejidal, y para la construcción de la escuela la norma establece que la comunidad debe donar el terreno; por ello, un grupo mayoritario de ejidatarios decidió ceder hace ya algún tiempo una parte del ejido para la escuela, sólo le falta legalizar la donación; pero un grupo minoritario de la población encabezado por el presidente auxiliar y algunas familias caciquiles pretende impedir la voluntad de los ejidatarios y así obstruir la construcción de la escuela, negando educación de calidad a los jóvenes que acuden al plantel, varios de los cuales son sus propios hijos. ¿Cuál ha sido el papel de Antorcha en este caso? Únicamente solicitar la realización de una asamblea que decidirá la donación o no del terreno, esperando que todos estemos de acuerdo en que apoyar la educación a todos nos conviene, sobre todo si se trata de la educación de nuestros propios hijos. ¿O acaso hay en ello algún delito?

Segundo: recientemente, en una rueda de prensa del grupo Atlixco Unido se afirmó sin ninguna prueba que Antorcha defraudó a 100 familias en la exhacienda Santo Domingo Atoyatempan, propiedad de la familia Bobadilla Téllez; además, aseguraron que hace 20 años algunas familias pobres, encabezadas por Antorcha, invadieron los terrenos de la exhacienda y construyeron sus viviendas, pero que la familia Bobadilla Téllez se encuentra abierta a "la posibilidad de vender los lotes". Se trata de una mentira absoluta: En primer lugar, Antorcha no había llegado a Atlixco hace 20 años, por lo tanto, no pudo haber invadido los terrenos, como afirman estos seudodefensores que nunca han defendido a nada ni a nadie. Ni una prueba pueden presentar, porque es totalmente falsa esa acusación amarillista y dolosa, inventada con el único objetivo de desprestigiar.

Aun así, todavía considero necesario recordar que la ciudadanía atlixquense ha sido testigo de las importantes obras de infraestructura y proyectos productivos que se han realizado en los dos primeros años de gestión, y que para este 2017 serán hay más obras que beneficiarán a más ciudadanos. Son los hechos de Antorcha los que hacen que cada día más gente se dé cuenta de que es la única organización que está trabajando en serio por la población más pobre. Y ésa es la única razón por la que la líder antorchista Hersilia Córdova Morán comienza a ganar presencia a tal grado que propios y extraños la consideran una fuerte aspirante a la alcaldía de Atlixco.

La campaña de ataques en contra de nuestra organización son orquestados por los grupos políticos y económicos que se sienten dueños de la democracia y la presidencia de Atlixco y que, por tanto, ven con mucho desagrado que una nueva fuerza política asome en el panorama electoral del próximo año.

Ciudadanos atlixquenses, debemos redoblar esfuerzos y organizarnos en Antorcha, porque sólo Antorcha ha dado muestras claras y palpables de mejorar las condiciones de vida de miles de mexicanos. Si queremos un verdadero progreso y desarrollo para Atlixco, debemos seguir por el mismo camino, hay que organizarnos, educarnos y politizarnos para cambiar el rumbo del municipio y del país. Las calumnias y la campaña negra no detendrán el avance de nuestra organización.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles