La revista Agnóstica, instrumento de los caciques para golpear al antorchismo

  • URL copiada al portapapeles

Carlos SÁNCHEZ


30 Ago 2017

Desde que la ciencia conoce la estructura de la sociedad y sus leyes de desarrollo se sabe bien que las clases económicamente dominantes, que siempre han sido minoritarias, han desarrollado instrumentos y mecanismos que les permiten mantener su dominio explotando a las clases mayoritarias. El estado, el derecho, la educación, son algunos de esos instrumentos; pero uno de las más eficaces por su sometimiento a los intereses de los poderosos son los medios de comunicación a los que se les agregan las redes sociales.

Es en la prensa en donde se transmite la información que le conviene a la clase dominante, a través de seleccionarla, deformarla o inventarla, de tal forma que la sociedad en su conjunto conoce los hechos sólo con lo que le dice la prensa, y se queda con esa información como la única y verdadera.

Con sus muy respetables excepciones, algunos dueños de periódicos y las revistas, al igual que los reporteros, periodistas y locutores, saben que decir la verdad de los hechos no es redituable, ni económica ni políticamente, por eso se inclinan ante el poder de la clase dominante, para evitar el despido o para recibir canonjías y premios.

Un muestra es el trato de la prensa que ha recibido desde que nació la organización antorchista, inventando crímenes inexistentes, despojos, robos, todos falsos y ridículos, levantando una leyenda negra adjudicada calumniosamente, y que ha sido refutada hasta el cansancio, pues no hay prueba alguna que sostenga lo contrario; pero cada vez que pueden vuelven a sacar las mismas infamias y distorsiones que dictan los actores del sistema, para conveniencia de ellos, y siempre con la misma forma absurda contradictoria y cínica.

Un ejemplo reciente de esto se da en Atlixco, en donde el Movimiento Antorchista tiene un crecimiento significativo, y la gestión de los diputados Juan Celis Aguirre y Hersilia Córdova Morán logró más de 80 millones de pesos para obra pública beneficiando a colonias y pueblos, y donde muchos ciudadanos ven con clara simpatía a la organización y a sus dirigentes, motivo principal de la preocupación de los grupos caciquiles de Atlixco. Pues resulta que para frenar el crecimiento de esta fuerza han emprendido una campaña de odio irracional, acusando a la diputada Hersilia Córdova y al antorchismo atlixquense de crímenes y delitos inexistentes como los tres que les detallo aquí:

La revista Agnóstica, que dirige la seudoperiodista y difamadora profesional Mayra Hernández, se ha convertido en el foro de las acusaciones más temerarias y ridículas en contra del antorchismo. Así, en el número del mes de julio de su revistilla afirmó: "En rueda de prensa Carlos Bobadilla dio a conocer que la organización Antorcha Campesina liderada por la Diputada Federal Hersilia Córdova Morán ha engañado y estafado por más de 20 años a casi 200 familias de Santo Domingo Atoyatempan". Esa temeraria noticia acompañada de un título amarillista no sólo carece de veracidad sino de coherencia, porque hace 20 años Antorcha no había llegado a Atlixco; además, porque el pueblo de Atoyatempan sabe, y está dispuesto a sostenerlo ante cualquiera, que el señor Bobadilla en persona les dio posesión a las familias asentadas con otras intenciones. La noticia tergiversada por los periodistas de la revista Agnóstica trata de golpear al antorchismo descaradamente y sin pruebas.

En un video publicado el 15 de julio, Agnóstica dijo que en el poblado de San Miguel Ayala, de Atlixco, un grupo de antorchistas intentó violar la ley al querer tomar un terreno asignado al ejido como parcela escolar, para usarlo -dice el video- en su propio beneficio. La "noticia" resultó totalmente falsa y la versión manipulada de Mayra Hernández totalmente refutada y ridiculizada en una conferencia de prensa, en la que los ejidatarios afirmaron que ellos propusieron el terreno para la construcción de una Unidad Educativa que beneficiará a todo el pueblo. Esta es la verdad y nada más.

El 15 de agosto, en su página de Facebook, la periodista Itzel Aguilar, también de Agnóstica, en un video manipulado acusó al antorchismo de apoderarse de un terreno en la comunidad de Alpanocan, de Tochimilco. En este caso, todo el pueblo sabe que se acordó en una asamblea de la comunidad limpiar el terreno, luego de que la dueña del mismo lo donó al pueblo para servicios o infraestructura pública, que es lo que se hizo.

Como se puede, ver forma de hacer periodismo de Agnóstica es irracional y absurda, y sólo se justifica por el perverso deseo de dañar por encargo a la organización antorchista. Mayra Hernández es una "periodista" al servicio de los dueños del dinero y de intereses bastardos en Atlixco, quienes le pagan muy bien por sus servicios de máquina productora de basura informativa, para lo cual deforma la realidad a su conveniencia, pero nada de eso les servirá porque, como lo demuestran los recientes hechos en Atlixco, Antorcha sigue avanzando en la zona y se gana, a pulso, el cariño de miles de familias humildes que la ven como su única opción para tener una vida más digna.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles