Horizontes

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


04 Sep 2017

A los mexicanos y en especial a nuestras autoridades les llueve sobre mojado. No basta con los problemas que nos aquejan como el analfabetismo, el desempleo, la inseguridad y eterna crisis económica, ahora se suman las obras costosísimas otorgadas a través de sendas licitaciones a empresas constructoras, que realizan jugosos negocios sin vigilar la calidad de los materiales, ni supervisar que sean bien efectuadas.

Dejemos a un lado el socavón de Cuernavaca, en el que lamentablemente perdieron la vida padre e hijo. En el caso de la Ciudad de México, apenas el pasado 16 de agosto se cayó una viga metálica de 4 metros de longitud, por un metro de ancho del segundo piso del periférico, y en días recientes se formó un socavón de seis metros de profundidad por aproximadamente diez metros de diámetro, en el cruce de las calles Humboldt y Cristóbal Colón, en la colonia Centro; en este último asunto nuestros funcionarios citadinos culparon a los chubascos, lo cierto es que se registró una fractura en la red del sistema de aguas. Todo inició con un bache, como los miles que hay en nuestras calles y avenidas, y se soslayan; el creador en ambos casos, ha sido misericordioso con los capitalinos ya que nos ha librado de verdaderas tragedias.

En lo particular no dejo de implorar porque Dios nos libre de un sismo de alto grado, porque si creo que esta nuestra Ciudad de los Palacios se nos desmoronaría, pendemos de un por demás frágil hilo por obras hechas al aventón, sin supervisión alguna. Eso sí, los impuestos son altísimos en nuestra megalópolis y a cambio tenemos un pésimo y deteriorado transporte público, una carpeta asfáltica muy dañada, una Ciudad de México sin mantenimiento, prevalece la inseguridad y Miguel Ángel Mancera, ya se apresura a gastar millones de pesos en una campaña por demás infructuosa, tal y como ha sido su administración.

Ah pero eso sí, este viernes primero de Septiembre, pase en mi auto por el zócalo capitalino, y me percaté de que ya luce los adornos alusivos al mes patrio. Y por cierto, llamó mi atención que en la plancha de la Plaza de la Constitución, se han instalado carpas con vendimias de productos artesanales hasta donde pude observar de pasada; entonces imaginé que Miguel Ángel Mancera prefirió instalarlas ahora, antes de que otros llegaran a ocupar la explanada, y tener que desocuparla rápidamente antes de la ceremonia del tradicional Grito de Independencia. Al cabo que el jefe de gobierno capitalino en múltiples ocasiones durante su gestión, se inclina por actuar conforme al dicho "Al pueblo pan y circo", aunque caro le ha costado su actuación y mal gobierno.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles