Siempre es tiempo de ser mejor persona

  • URL copiada al portapapeles

Por naturaleza el hombre sueña, se impone metas y se esmera en cumplirlas, por naturaleza el hombre está destinado a evolucionar, a no estar estático; por naturaleza el hombre es cambiante. Cambios que se anidan en el pensamiento, la convicción e ideales que cada ser humano adopta, y esto nos deja en la posibilidad de elegir qué tipo de persona deseas ser.

Son fechas que para una gran mayoría representan tiempos de dar, de amar, de generar paz y culminar tareas para dar inicio a un nuevo año con nuevos proyectos, y es en estos momentos cuando la mente se encuentra más susceptible para modificar patrones que de una u otra manera ha identificado como no adecuados, el detalle es que esos cambios deben estar apegados a directrices conductuales que propicien una convivencia pacífica entre las personas.

También son tiempos de reflexión, se debe reflexionar sobre el actuar y las consecuencias generadas por las decisiones elegidas, hacerse cargo del daño ocasionado y responder ante las personas afectadas. Lo anterior, depende de la honestidad, la humildad y el valor para reconocer los errores, reconocer sobre todo que eres imperfecto, reconocer que independientemente de la profesión, el cargo o puesto laboral que tengas, tus decisiones afectan en una dualidad, puedes beneficiar a unos, pero afectar a otros, ya que, siempre habrá consecuencias de las decisiones que determines; la complejidad de elegir radica en disminuir los daños o en una perfección, erradicarlos. Y es que todo inicia desde el pensamiento, inicia desde el momento en que decides internamente ser esa persona que colabora, ayuda y cuida; o aquella individualista, egocéntrica y determinista; la decisión queda en ti, tú eliges ser valiente o esconderte en la cobardía de la indiferencia, tú decides ser humilde para reconocer el error y responder ante los demás o enfrascarte en el ego que endurece el carácter y complica la buena convivencia.

Además son tiempos en donde ya no puedes cerrarte a la realidad económica-política, a la crisis de representación gubernamental, a la falta de respuesta del sector público que debe velar por tu seguridad; efectivamente, son tiempos de recapacitar sobre tu actuar, son tiempos de preparación para los retos que tú mismo elijas, pero también para enfrentar aquellos que no elegiste y que te tocan vivir por añadidura nacional. Lo que menos necesita tu entorno son personas indiferentes, al parecer esta cualidad es lo que nos ha situado en dicha crisis. Reflexiona para determinar tus convicciones y tener claridad en cuanto a la calidad de vida que deseas tener en tu país, reflexiona para responder y más no para huir, reflexiona apegado a los valores que son deseables en todos y en ti mismo.

Algunos consideran que son tiempos de amor, paz, alegría y planeación del nuevo año, otros de sólo descanso y para algunos otros no representan estas fechas más que un día cualquiera; lo curioso es que todas las posturas son correctas porque no hay tiempo indicado para expresarte, evaluarte, descansar y seguirte comportándote como el humano que eres. Para ser amoroso, pacífico, reflexivo y llevar a cabo las demás virtudes, no requieres de una fecha en específico, esto debe ser siempre, no sólo al final de año.

Sin embargo, lo que sí se requiere urgentemente de ti, es que comiences a considerar tu entorno, tus perspectivas sociopolíticas para contar con ciudadanos con convicción, con un plan de mejora en la materialización de la participación ciudadana, mantente alerta de los cambios políticos, las negociaciones internacionales y sobre todo de las decisiones legislativas, los decretos y aprobaciones gubernamentales que regirán tus días sucesivos y que influenciarán la realización efectiva o no de tus proyectos pensados.

Siempre es tiempo de amar, de ayudar, de compartir, siempre es buen momento para colaborar, de participar, y ser feliz.

 

*Profesora de Cátedra del Tecnológico de Monterrey en Puebla

Las opiniones vertidas en este espacio no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles