Martha Érika de primera dama a primer mandataria, ¿será?

  • URL copiada al portapapeles

Los tiempos se acotan para el morenovallismo, la inminente renuncia de la maestra Martha Érika Alonso Hidalgo al cargo que detenta en el Partido Acción Nacional sólo tendría dos razones, es decir, iniciar abierta precampaña por la gubernatura de Puebla o bien se trataría de una señal al compás de espera generado por Ricardo Anaya a las negociaciones que sostiene con el otro primer mandatario del estado.

Como lo dije en anterior entrega el doctor Ricardo Anaya, guarda consigo ciertos intelectos que hasta ahora le han permitido mantener a raya al precursor del morenovallismo en Puebla. Detrás del suspirante del PAN a la presidencia de la República se encuentran dos maquiavélicos personajes, es decir Diego Fernández de Cevallos y Santiago Creel Miranda, quienes han sabido manejar los tiempos de espera en la negociación que podría definir el futuro inmediato del doctor Rafael Moreno Valle Rosas.

Sobre el exgobernador estatal, en su momento se dijo que no concluiría su mandato en Puebla y que podría alcanzarlo la suerte de su ancestro. Hoy hay quienes sostienen que no existe antecedente en la entidad que permita establecer que un exgobernador le herede el cargo a su esposa, aspecto éste que podría no incidir en Puebla si no perdemos de vista que el morenovallismo cuenta con toda la estructura política y económica para llevar a Martha Érika Alonso Hidalgo a Casa Aguayo.

Bajo el contexto que cito en líneas anteriores y bajo la retórica de los políticos mexicanos por cuanto a que, las campañas se ganan con recursos económicos, es claro que los morenovallistas tienen opción amplia de candidato en Puebla, lo que sólo se vería a partir de las negociaciones del exmandatario, quien de una u otra forma tendría en la entidad un gobernador como el saliente, esto es, a modo y acomodo.

Es factible que los pensantes en Puebla no pretendan más de lo mismo; sin embargo, la economía que todo lo puede será capaz de mantener los mismos grupos que se distribuyeron el territorio e impartieron y administraron justicia a sus anchas, que crearon fedatarios públicos de la nada y que impusieron la continuidad a la luz de una estructura de normas que les emiten ser los amos y señores del feudo.

El gobierno que hoy no escucha que en Puebla la impartición y administración de justicia está por los suelos muy probablemente tenga continuidad, pues conoce a quienes podrían ser sus adversarios, ello en forma tal que con la información que tiene de cada suspirante priista, cuentan con la capacidad de contener su actuar para dejar hacer dejar pasar.

La maestra Martha Érika Alonso Hidalgo sería quizá una réplica del actual mandatario, pues hasta ahora ha demostrado cumplir fielmente con el guión que le ha sido impuesto, por tanto, reitero que puede establecer el paradigma de transitar de primera dama del estado a primer mandataria, para lo cual tendrá el doctor Moreno Valle que garantizar a Ricardo Anaya, su estrecha colaboración para captar votos en Puebla a su favor y en este sentido el margen de confianza es un poco estrecho.

 

jurídico_rangel@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles