¿Cómo ingresar a Estados Unidos siguiendo todas las reglas?

  • URL copiada al portapapeles

A raíz de una serie de medidas tomadas por el gobierno de Estados Unidos la migración a nuestro país vecino se ha vuelto cada vez más compleja. Aquel país cuenta con una política migratoria bastante restringida sobre todo en cuestiones que puede vulnerarse su seguridad nacional.

Hace un siglo la gente podía llegar a Ellis Island en Nueva York y la única restricción era que fueran personas que no padecieran ninguna enfermedad contagiosa. Este país era muy amigable para las personas que buscaban un mejor futuro a través de su esfuerzo y su trabajo.

Hoy en día al ser uno de los principales destinos migratorios en el mundo, nuestro vecino del norte tuvo que establecer restricciones al ingreso de personas que buscarán ingresar a su país. Sólo países como Canadá y otros con estrecha relación con Estados Unidos pueden ingresar a este territorio sin necesidad de visa. Países pertenecientes a la Unión Europea, Australia, y otras potencias forman parte de un programa de excepción en donde sólo necesitan una visa electrónica ESTA, por sus siglas en inglés, para poder ingresar a este territorio.

Nuestro país no entra dentro de ninguna de estas dos categorías por lo que si se desea viajar a Estados Unidos será necesario solicitar una visa al Consulado más cercano. ¿Qué tan difícil es esto?

Muchos compatriotas deciden arriesgar sus vidas cruzando por el desierto, o embarcándose en largas travesías que podrían poner en peligro su vida con la finalidad de llegar a este país y poder vivir el sueño americano. Pero ¿cuál es el sueño americano? ¿Estarse escondiendo de oficiales de migración o ser susceptibles de ser deportados en todo momento? ¿Que sus derechos laborales sean vulnerados?, o ¿no poder contar con seguridad social por no tener papeles?

Existen varias maneras para poder cruzar al país del norte de manera legal, y gozar con toda la protección por parte de ambos gobiernos, tanto el de México como el de Estados Unidos, y esto es contando ya sea con una visa de inmigrante o de no inmigrante.

En el caso de las visas de no inmigrante, estas contemplan varios tipos como son las B, que son para turismo negocios o tratamiento médico, las F para estudiantes, las J para gente que realiza prácticas profesionales, entre otras. Mientras que las de inmigrantes son aquellas que pueden surgir de situaciones como; empleo (H, L, O, etc.), o las que se basan en nexos familiares. Las visas que se basan en nexos familiares tienen una larga lista de espera, pero su finalidad es reunir a padres e hijos, o a hermanos siendo el familiar que vive en Estados Unidos quién pida la entrada de su familiar.

El acceso a todas estas visas se podría ver afectado en el caso de personas que han cometido algún delito, o que ya hayan sido deportadas de Estados Unidos. Es por esto por lo que lo más conveniente antes de viajar hacia aquel país es obtener la visa correspondiente.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles