Don Pedro Palou, vicario de Palafox y Mendoza

  • URL copiada al portapapeles

"No puedes hacerte de todos amado, pero a todos puedes hacerte amable y digno de amor".

Dictámenes de Juan de Palafox y Mendoza en Palou, Pedro A. en Breve noticia histórica de la Biblioteca Palafoxiana y de su fundador .

Don Pedro Palou dedicó gran parte de su vida a difundir el pensamiento de un hombre que, como él, no nació en Puebla pero que la adoptó como su estrella: Juan de Palafox y Mendoza. El Profe, como lo conocimos todos, quiso que la magnánima historia de Puebla se entendiera como una consecuencia de las labores que el noveno obispo angelopolitano desempeñó de 1640 al día de su muerte en 1659.

Con la humildad que lo caracterizaba, reunía información de todos los especialistas para dar noticia de los avances en la investigación biográfica. Fue así que trabó una amistad sincera con su colega en Navarra, España, Ricardo Fernández Gracia y con Efraín Castro, otro apasionado de la causa.

A finales de los años noventa, como subsecretario de Cultura del Estado de Puebla, El Profe impulsó y dirigió la publicación de una serie de libros titulada Documentalia Poblana, que llegó a poco más de una decena de fascículos sobre manuscritos, pliegos sueltos o impresos referentes a la vida novohispana en Puebla pero, sobre todo, a la obra escrita y menos conocida de Palafox. Los autores que introdujeron dicha colección fueron José Pascual Buxó, Juan Pablo Salazar Andreu, Patrick Johanson, Gustavo Mauleón, Estela Galicia, el arzobispo Rosendo Huesca y el propio Profesor. En cada tomo se presentaron los documentos paleografiados y un estudio introductorio, así como el facsimilar de dichos hallazgos bibliográficos. Entre otros títulos, vieron la luz: Fundación del Colegio de San Pedro, Seminario de la Santa Iglesia Catedral de la Puebla de los Ángeles, 1644; Reglas y Ordenanzas del Coro desta Santa Iglesia Catedral de la Puebla de los Ángeles, 1649; Segunda Parte de los soñados regocijos de la Puebla, XVIII; De la Naturalez del Indio. Juan de Palafox, 1762; Donación del Obispo mi Señor, de su librería; 1646; Cartas del Venerable Sr. Don Juan de Palafox y Mendoza, 1643-1649; Clavigero y Palafox con un inédito del historiador mexicano sobre el obispo.

En el 2000, el profesor Palou publicó Breve Noticia histórica de la Biblioteca Palafoxiana y de su fundador. La "guía para visitantes", como subtituló al libro, fue reeditada por él mismo en varias ocasiones para ir agregando los hallazgos que al respecto se fueran dando. En este libro, además de relatar la biografía e importancia histórica de Palafox, el Profe detalló cuál fue la importancia para Puebla y la Nueva España de los colegios de San Juan, San Pedro, San Pablo y San Pantaleón, fundados entre el siglo XVI y XVII según el Concilio de Trento, y cuyo corazón fue la Biblioteca Palafoxiana.

Sobre Palafox, también realizaría la publicación delDiario de Juan de Palafox y Mendoza en San José de Chiapa, estudio de Fernández Gracia, y participaría en otras antologías biográficas y bibliográficas. Semana a semana en sus columnas y en sus clases de los miércoles se dejaron ver botones de muestra de su labor difundiendo el pensamiento palafoxiano.

La partida del Profe deja un hueco en la cultura de Puebla, en la divulgación de la Historia, pero, como a todo gran pensador, le sobreviven eternamente sus libros y su doctrina. Para quien estas líneas escribe, resulta particularmente doloroso pues me harán falta los cafés que caballerosamente me invitaba para compartirme emocionado que Fernández Gracia tenía el documento del pago de Palafox para traer a Puebla la segunda imprenta de la Nueva España; que preparaba un libro sobre Xavier Clavijero, S. J.; que tenía el documento de la demanda del obispado para recuperar la Palafoxiana a principios del siglo XX. Echaré de menos sus anécdotas como la vivida en el trámite de beatificación de Palafox que llegó a buen puerto en 2011: extrañaré tanto al eterno guardián de la herencia bibliográfica palafoxiana.

No sé cómo podré agradecer la gentileza del destino por haber compartido una época, que ya la considero dichosa, con un "varón sobrio y esclarecido"[1] que me transmitió el amor y la admiración por don Juan de Palafox y Mendoza; un caballero de los que no sé si queden muchos, de una bondad y honor destacables y de una sapiencia extraordinaria: don Pedro Ángel Palou Pérez, un hombre "pasional y apasionante animador de la cultura en Puebla", como Palafox.

Querido Profe.: Amor librorum nos unit.

 

[1]De acuerdo a algunos cánones de la bibliofilia, como los de Antonio Palau y Dulcet en Manual del librero hispano-americano, y de Francisco Mendoza Díaz- Maroto, hoy esa colección dirigida por el profesor Palou se vuelve una rareza bibliográfica que sería indispensable reeditar para gozo y conocimiento de los poblanos.

[1]palabras del prólogo del Profe a su libro Clavijero y Palafox, publicado en 1998.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles