Childish y los Grammy

  • URL copiada al portapapeles

Diana Gómez


04 Feb 2018

Sé que a estas alturas está de más escribir sobre Awaken my love de Childish Gambino, porque es un disco de finales de 2016 y porque ya se explicó todo sobre este magnífico álbum anteriormente, pero el tema vuelve ante su pasada presentación en los Grammy.

En realidad jamás le había puesto atención a estos premios, sin embargo hay varios temas que se rescatan de esta edición y que pueden explicar un poco el fenómeno de la música tropical y latina que ha retumbado en el mundo.

Para empezar, Childish tuvo una presentación preciosa, que derrumbó por completo a la que tuvo Kendrick Lamar, esta última tuvo una gran repercusión por su mensaje político.

Pero habrá muchísimo que aprenderle a Childish, porque en comparación de otros músicos fuertes en cuanto al Hip hop y el funk, Gambino es incluyente y ha dejado que cada músico haga lo suyo en los escenarios.

Su músico y uno de sus productores, Ludwig Göransson (recuerden muy bien este nombre) es en realidad la cabeza más importante de todo el disco y el proyecto que ha construido Childish Gambino.

Ludwing se ha encargado de toda la parte metodológica; desde escoger a los músicos hasta cada instrumento. Hay un keyboard de los 70 que le da un sonido mucho más retro a todo el álbum y a la propuesta de Childish.

Ahora bien, explicando la presentación, la cosa fue mucho más allá de los sonidos; todo lo que se vio en los Grammy con este músico fue una gran clase musical, que incluyó no sólo a un sonido hip hopero, sino también a un integrante de un grupo funk que sabía en qué momento introducir su voz.

Las manecillas del reloj de Childish y Ludwing Göransson se mueven de manera paralela. Creo que después de presentarse de los Gramy existe una humildad entre ellos y una muestra deliciosa y clara de lo que son capaces. No duden en asistir en alguno de sus conciertos, la situación musical promete y mucho.

 

Paralelismo tropical:

El fenómeno mundial en cuanto a la música mainstream nos compete a los latinos y demasiado.

A mí tampoco me representa "despacito" pero tenemos que aceptar algo; el reggeton llegó al mundo desde hace más de 10 años. Y no, la situación no es pasajera.

Nos guste o no, el género ha llegado a los Grammy y ha desplazado sin piedad a la música ranchera, síntoma y género que ya ni siquiera existe en el fallido concurso. La cosa es importante; estamos frente a un cambio grandísimo como latinos en cuanto a música.

Los sonidos tropicales han arrasado con los norteamericanos y europeos, que han reinados por décadas en el mundo; habrá que hace un análisis profundo sobre lo que Latinoamérica aporta en cuanto a música.

Puede que no estemos identificados o de acuerdo con estos sonidos pero algo está sucediendo y tenemos que abordando en las siguientes entregas de Rastreando Sonoridades.

 

@dianaegomez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles