¿Por qué el populismo es tan peligroso?

  • URL copiada al portapapeles

Hoy en día se vive un descontento en contra los gobiernos, no sólo en México, esta sensación de impotencia y de que la clase política no está cumpliendo con su labor es compartida por sociedades en todo el mundo.

En Cataluña el desempleo y la difícil situación económica han invitado a gran parte de la población a votar en un referéndum inconstitucional y pedir la separación de Cataluña de España. Mientras que en Reino Unido una inmigración indiscriminada y una ola de problemas en la seguridad dieron como consecuencia que la población votara a favor del BREXIT, es decir la separación de Gran Bretaña de la Unión Europea.

En Estados Unidos sucedió algo impensable. Un empresario sin ninguna experiencia política y varias propuestas que sonaban ridículas se volvió el presidente de una de las principales potencias económicas, políticas y sociales. Prometió que acabaría con los problemas migratorios y de seguridad pues construiría un muro pagado por México. Esta propuesta no era viable ya que no era posible que este país impusiera sobre su vecino del sur esta disposición, y ya el gobierno mexicano ha expresado en repetidas ocasiones que no lo haría.

En México hemos vivido varios casos de corrupción cometida por los gobernantes de las entidades federativas y el Ejecutivo Federal. El descontento de la población crece día a día, por lo que es posible que precandidatos a la presidencia de la República prometan a la población que con ellos cambiaría toda la situación. Que son ellos quienes poseen las respuestas y soluciones, ya que sólo ellos son verdaderamente transparentes.

Morena se presenta a México como la solución que va a cambiar todo, que va a mejorar la situación económica del país. Que generará más empleo, construirá más hospitales y escuelas, etc. Pero lo que olvidan mencionar es que todas estas cosas no se pagan solas y que es imposible que un candidato cambie toda la situación en México de la noche a la mañana.

Primero que nada sería necesario reforzar todas las instituciones con valores democráticos y transparentes, asegurándonos de que se respetan los derechos de todas las personas durante las operaciones, ya que en México la violación sistemática a los derechos humanos es cada vez más inminente. Esto no lo va a hacer un López Obrador de la noche a la mañana, pues resultaría imposible, es una labor que se tiene que dar en conjunto entre el gobierno y la población.

Los villanos no son los empresarios, pues son ellos los que generan empleo y elevan la calidad de vida dentro de la población. La inversión extranjera tampoco es para nada negativa, al contrario este dinero resuelve también problemas económicos y sociales. Tomemos como ejemplo a Audi y a VW, estas empresas alemanas son una gran fuente de empleo en Puebla, y la inversión proviene directamente de Alemania.

Tengamos cuidado, ya que si nos dejamos engañar falsos mesías pueden poner en riesgo a nuestro país causando una inestabilidad económica. Esto por supuesto traería como consecuencia que menos extranjeros invirtieran en nuestro país, y esto a su vez ocasionaría desempleo. Para este 2018 no existen recetas ni magos con una única solución para nuestro país

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles