La competencia como aliciente

  • URL copiada al portapapeles

El mercado es un concepto que invariablemente sale a relucir en cualquier plática sobre negocios y estrategia; pero ¿qué es el mercado?, formalmente se refiere al intercambio comercial de bienes y servicios, ese acuerdo que se establece para realizar una transacción, pero también, aunque a veces no lo pensemos, al conjunto de condiciones prevalecientes que permiten que tanto oferentes como demandantes puedan establecer sus relaciones de intercambio.

Si somos una organización o empresa, nuestro mercado es aquel segmento o grupo de la sociedad que podría estar interesado en adquirir nuestros productos y servicios y que además cuenta con las capacidades para establecer una relación de intercambio con nosotros. Pero lo que sucede es que ese mercado no es exclusivo, al menos en la generalidad, y ese mismo grupo o segmento resulta ser atractivo para otras organizaciones... nuestra competencia

La competencia es una realidad invariable para prácticamente la gran mayoría de las organizaciones en el mundo, se trata de otras compañías que tratan de establecer una relación de intercambio con el mismo "mercado" al que nosotros nos dirigimos, ya sea con un producto o servicio similar al que ofrecemos, o bien a través de otros productos que también compiten al satisfacer las mismas necesidades ( por ejemplo, una necesidad de esparcimiento podría satisfacerse con ir al cine, ir de compras, ir a un restaurante, ir a un parque de diversiones e inclusive ir a una fiesta) aunque sea con una oferta distinta.

La competencia, resulta ser "El" aliciente más importante para impulsar a las empresas a mejorarse, innovar y evolucionar. Así pues, ¡bienvenida la competencia!!!… sin embargo, la rivalidad y el nivel de enfrentamiento que puede llegar a darse entre empresas genera daños directos a las mismas. El 80 por ciento de las pequeñas y medianas empresas no pasa del quinto año!!!!! Y esto podría deberse a muchas variables, entre las que vale la pena destacar, la inadecuada gestión de sus capacidades y la relación con sus mercados... que se ve potenciada al máximo a través de la competencia a la que enfrentan….

Así pues, la competencia férrea es el suelo unos metros de bajo del malabarista que camina sobre un alambre…. El alambre sería la estructura y recursos de la organización, y él mismo, sería la habilidad o competencias para a partir de sus recursos y estructuras, caminar y caminar hasta llegar al otro extremo evitando caer….

La competencia es pues un proceso, a través del cual las empresas luchan unas con otras por ganar el mercado. Lo distinto de hace 20 años, es que la globalización ahora ha ampliado los mercados y a la vez los competidores, ahora no sólo competimos con la empresa de la calle de enfrente, sino con muchas otras en todas las latitudes, y no sólo eso, sino que el ritmo del cambio se ha acelerado y ahora la tecnología y la innovación se han convertido en ejes centrales para aquellos que han sabido ver y anticipar las oportunidades y aprovecharlas. Esta situación es apremiante y compleja, por lo que las organizaciones necesitan saber que todas sus decisiones y recursos contribuyen a su capacidad de competir y que deberían abrazar la idea de competir, como el aliciente máximo para transformarse.

 

*Director del Departamento de Gestión y Liderazgo, Región Sur

Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey en Puebla

jordonez@itesm.mx

@JorgeAOT

Las opiniones vertidas en este espacio no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles