Sobre la Ley FINTECH

  • URL copiada al portapapeles

El pasado 27 de febrero el Congreso aprobó la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (FINTECH por sus siglas en inglés FINancial TECHnologies), conocida como Ley FINTECH. Esta ley tiene como objetivo cubrir un hueco que se había estado generando por el auge de nuevas empresas que se erigen sobre nuevos modelos de negocios y con la tecnología como principal recurso.

En lo que va del presente siglo ha proliferado la creación de nuevas empresas que buscan solucionar una problemática a los clientes (personas o empresas) o facilitar el quehacer diario de su actividad, lo que se conoce como la propuesta de valor. Muchas de estas empresas basan su propuesta de valor en el uso de plataformas tecnológicas. Algunas de ellas ofrecen un servicio relacionado con la actividad financiera, los cuales se engloban en tres principales actividades.

Un primer segmento de las instituciones de tecnología financiera es, aquel relacionado con el financiamiento colectivo (crowd founding). Cada vez surgen más empresas que ofrecen una plataforma en la cual un emprendedor presenta su idea de negocio y solicita apoyo financiero, y del otro lado cualquier persona que tenga recursos disponibles puede ofrecer financiamiento al emprendedor y a cambio recibir una pequeña propiedad de la empresa. En este caso la empresa financiera es la plataforma (la página web) y las personas que la administran. Estas empresas cobran una comisión a los emprendedores por un lado y a los prestamistas del otro por el servicio de mantenimiento de la plataforma y en algunos casos por evaluar y calificar la idea de negocio. Esa intermediación no había sido regulada hasta el momento y en muchos casos no había una empresa constituida detrás de esa página. En este segmento también puede haber plataformas de préstamos personales, tandas en línea, asesoría en finanzas personales, entre muchas otras.

Un segundo segmento que regula esta nueva ley son aquellos servicios que ofrecen pago de servicios en línea. Cada vez surgen más plataformas que ofrecen nuevas alternativas de pago electrónico a través de tarjetas distintas a las tarjetas de crédito, pago a través del celular, muchas de mediante apps que se descargan al celular y que se comunican con la app en el negocio en el que se va a pagar un servicio. Uno de los servicios más importantes sobre pagos electrónicos son aquellos que ofrecen transferir las remesas de los connacionales que viven en Estados Unidos y que envían recursos a sus familiares en México. Estas plataformas ofrecen la transferencia de dólares con comisiones más baratas que las instituciones tradicionales como las cadenas de electrodoméstico. Esta nueva ley establece los requisitos mínimos para controlar estas nuevas instituciones.

El tercer segmento que se especifica en esta Ley es el servicio con activos financieros. Recientemente surgió un fenómeno conocido como monedas electrónicas (el caso más popular son las BITCOINS) que representan cierto valor y que se puede utilizar en algunos establecimientos para pagar sus servicios. Cabe mencionar que, a diferencia de las divisas, estas últimas son monedas de curso legal respaldadas por los gobiernos que las emitan, las monedas electrónicas no son de curso legal y por lo tanto no están respaldadas por ningún gobierno. Estas monedas electrónicas han ganado mucha popularidad, pero a la vez están asociadas a un alto nivel de riesgo. En aras de ofrecer una mínima protección a los usuarios de estos servicios, esta nueva Ley busca establecer las bases mínimas para su operación por parte de empresas que estén constituidas formalmente. 

El espíritu de esta nueva Ley es ofrecer cierto grado de protección a los usuarios de servicios financieros en línea, estableciendo ciertos requisitos mínimos que las instituciones de tecnología financiera deben cumplir a fin de que los usuarios tengan más certeza de la seriedad del servicio que ofrecen. Ello no quiere decir que con esta ley se eliminen los riesgos para los usuarios ya que el riesgo depende de la interacción de los usuarios en cada lado de la plataforma. Esta ley es un primer avance en este nuevo campo, y está pensada para que casos particulares y nuevos casos que vayan surgiendo se puedan analizar por parte de las instancias reguladoras pertinentes, esto desde mi punto de vista es uno de los grandes aciertos de esta Ley.

*Profesor de Tiempo Completo del Tecnológico de Monterrey en Puebla

enriquen@itesm.mx

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad del autor y no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles