¿Pensiones para todos?

  • URL copiada al portapapeles

Cecilia OCHOA


02 Ago 2018

En la columna del 18 de julio hablé sobre los 4 puntos que más me llamaron la atención del Plan de austeridad y anticorrupción de Andrés Manuel López Obrador. Tal vez recuerdes, querido lector, que yo no sabía qué pensar respecto del punto 24, aquél que fue el más aplaudido por los asistentes a la rueda de prensa de presentación del plan, pues en él se estipula que se cancelarán las pensiones a los expresidentes. Antes de que alguiense empiece a rasgar las vestiduras por la indignación que le pueda causar mi duda, quiero hacer un breve análisis del tema, desde mi nada experto y muy ignorante punto de vista.

Durante la carrera desarrollé un respeto casi sagrado al derecho de los ciudadanos a tener una pensión. Me convencí de que lo más justo para las personas mayores o inválidas (sé que el término suena horrible, pero es la palabra que legalmente se ocupa para describir a alguien que sufre una condición que le impide o lo invalida para trabajar) es percibir un ingreso, pues sabemos que es difícil para una persona de 70 años continuar trabajando (Nota: la edad para prejubilarse en México son 60 años y la de jubilación son 65, pero soy de la idea de que se podría aumentar la edad debido a factores que en este momento me llevaría mucho espacio explicar).

Ahora bien, si trasladamos ese principio al caso de los expresidentes, sé que algunos me dirán: "No todos ellos padecen alguna situación que los incapacite para seguir trabajando". Y sí, tienen razón. Sin embargo, no por eso podemos decir que cuando cumplan cierta edad no merecen recibir una renta por el trabajo realizado, pues es lo más justo y es lo que debemos buscar para todos los mexicanos sin excepción. De aquí me surgieron tres interrogantes:

  • ¿Qué tan bien laboraron durante su periodo presidencial? No es un secreto que la mayoría de mexicanos piensa que Echeverría, Fox y Calderón (que son los expresidentes que reciben pensión, aunque el último la dona a una organización de niños con cáncer) hicieron poco al servicio del país durante su sexenio. No obstante, también hay que admitir que las leyes (del Trabajo, del Seguro Social, ISSSTE, etcétera), que rigen algrueso de los ciudadanos con trabajo formal en México, nocondicionan directamente nuestra pensión a nuestro desempeño laboral. Pero como no tenemos los mismos privilegios que un expresidente, creoquea ellos sí debemos exigirles másy se podrían crear parámetros para medir su desempeño lo más objetivamente posible.
  • ¿Qué tan onerosa debería de ser su pensión? Esto es lo más interesante y complicado de comparar. En teoría, la pensión debería cubrir las necesidades de una persona, tomando en cuenta el nivel de vida al que estaba acostumbrado mientras trabajaba. Pero el reparto de presupuesto no debe tener como prioridad mantener el nivel de vida de un expresidente. Por esta razón se podría hacer un estudio para poner una cantidad adecuada y sostenible.
  • ¿Qué es lo que más me preocupa de este tema? Que existan personas que celebren el ahorro de 7.3 millones de pesos que se destinan a las pensiones de los expresidentes (que dicho sea de paso, son personas que no necesitan ese ingreso), pero que muy pocos estén prestando la suficiente atención a las pensiones de los ciudadanos para los que ese ingreso es o será vital. Y es que, de acuerdo al sitio oficial del gobierno[i] en 2016 el 26 por ciento de los adultos mayores no recibía pensión. Mientras que 46 por ciento recibía una mensualidad de alrededor de $600, que para el costo de vida en México esa cantidad es nada. Sumado a esto, los que comenzamos a trabajar después de 97, estamos expuestos a recibir solo lo que juntamos en nuestra Afore (en caso de no haber recurrido a otro método de ahorro o inversión), de acuerdo con El Economista[ii] dicho ingreso será de sólo 30 por ciento de nuestro último sueldo. Con estas cifras lo que quiero decir es que tenemos una crisis en cuanto a las jubilaciones y no parece importarnos.

 

La invitación de hoy: Empecemos a ocuparnos de nuestras propias pensiones, porque 7.3 mdp anuales bien gastados serán muy útiles, pero aprovechemos que el tema está de moda para revisar si el sistema de pensiones está funcionando y funcionará en los años venideros.

*Actuaria egresada de la UDLAP

@ActMCecilia

m.cecilia.ochoab@gmail.com

 

[i] Información del portal del gobierno: https://www.gob.mx/consar/articulos/quienes-y-cuantos-mexicanos-tienen-acceso-a-una-pension?idiom=es

 

[ii] Artículo de El Economista: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Mexico-el-tema-de-pensiones-ya-no-puede-esperar-20180304-0057.html

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles