Liderazgo con ética

  • URL copiada al portapapeles

Es común ver memes donde se contrastan las características de un jefe versus un líder, si bien es cierto que ser jefe no es lo mismo que ser líder y que además se puede ser líder sin ser jefe… existen ciertos comportamientos éticos que las personas que tiene una posición de toma de decisiones dentro de alguna organización y que además tienen personas a su cargo, deben observar y que son clave para desarrollar un rol de verdadero líder.

Cuando una persona tiene autoridad formal seguramente también tiene poder… puesto que puede decidir sobre la asignación de recursos; un comportamiento ético sería que busque el desarrollo y crecimiento de las personas que le reportan, por encima de su propio interés o beneficio.

Por supuesto que también tiene que tener un claro respeto por las personas y las ideas… no puede basándose en su poder… ser irrespetuoso o tomar siempre el control, de hecho, si tienes personas a tu cargo y no las respetas, ellas tampoco te van a respetar a ti. De la misma manera es importante permitir la retroalimentación y las críticas, puesto que si no las aceptas… ¿cómo vas a mejorar tu mismo y alcanzar de mejor manera los objetivos que tienes bajo tu responsabilidad? muchas mentes son mejores que solo una, la realidad que percibimos cada una no es más que un recorte que hacemos con nuestros propios paradigmas, necesitamos entre todos tratar de entender mejor la realidad bajo diversos enfoques y perspectivas… fomentar la participación y una comunicación clara y efectiva con todos, no solo se trata de que un jefe hable con otros jefes, se trata de que en comunidad, en equipo, todos participen aportando desde donde les toca e incluso influyendo en el rumbo de la organización y de lo que es más conveniente para todos.

Sin duda una de las responsabilidades de los jefes e incluso de los líderes es lograr que los objetivos que se tienen se logren, lo que requiere de mecanismos de control y seguimiento, sin embargo, un líder ético tiene que ser persuasivo, los regaños, las amenazas y los castigos, no son comportamientos éticos.

Las ideas anteriores pueden ayudarnos a reflexionar sobre aquellas actitudes y características que poseemos y que además debemos poner en práctica para generar un liderazgo ético, que fomente una cultura de respeto, colaboración, empatía, crecimiento y del logro de los objetivos de la organización.

Jorge Alberto Ordóñez Tovar

Director del Departamento de Gestión y Liderazgo, Región Sur

Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey en Puebla

jordonez@itesm.mx

@JorgeAOT

Las opiniones vertidas en este espacio no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles