Desigualdad y Desarrollo

  • URL copiada al portapapeles

Hasta 1980 México había logrado elevar el ingreso per cápita de una manera constante. A partir de la crisis de la deuda de 1982 y debido a una serie de crisis sexenales más un par de shocks externos como el de la crisis hipotecaria de 2008, el Ingreso por trabajador en México ha fluctuado alrededor de los $220 mil pesos anuales (datos de worldinequalitydatabase, www.wid.org). Aunado a este estancamiento respecto al ingreso promedio por trabajador se refleja también un estancamiento en a distribución del ingreso entre la población.

Un indicador de referencia sobre la distribución del ingreso es el coeficiente GINI con valores de 0 a 100, siendo 0 total igualdad y 100absoluta desigualdad en la distribución del ingreso. El cero indicaría una situación en la que cada familia tiene el mismo nivel de ingreso, mientras que el 100 reflejaría que sólo un par de familias posé toda la riqueza del país, ambos extremos son hipotéticos ya que no se ha registrado en ningún país ninguno de los dos valores.

Cabe mencionar que, de los datos disponibles para todos los países en el mundo, los índices más altos andan alrededor del 65 y los índices más bajos andan alrededor de 20, así que, como se muestra en el siguiente párrafo, México está más cargado hacia la desigualdad. Los límites mencionados también permiten percibir que ligeros cambios en el índice en realidad representan cambios significativos en la distribución.

En la década de los 80 este índice para México osciló en 49 puntos, en la década de los 90 osciló en los 48 puntos (www.bancomundial.org ). Del 2000 al 2008 se registró una mejor distribución del ingreso al reducirse el índice paulatinamente hasta los 44.6 puntos en este último año. A partir de entonces, año en que ocurrió la crisis hipotecaria en Estados Unidos y que provocó la caída del crecimiento económico mundial, en México aumentó el nivel del coeficiente GINI 45.8 en el 2014.

En general se puede afirmar que una crisis provoca un aumento en el coeficiente Gini, esto indica que los más pobres son los que pierden más ante estos hechos económicos. Otra pregunta es, si una mayor igualdad puede provocar un mayor desarrollo económico a lo cual yo afirmo que sí.

Una mayor igualdad en la distribución del ingreso permitirá que un mayor número de personas puedan tener acceso a la educación. Algunos estudios han revelado que las familias con ingreso más altos tienen en promedio más años de asistencia a la escuela. Al lograr un mayor número de niños y niñas que asistan a la escuela, se podrá contar con trabajadores más productivos y además desarrollar el potencial emprendedor que hay en la mayoría de las personas.

Una mayor igualdad en la distribución del ingreso también permite mejorar las condiciones de salud de la población. Si a las familias de menores ingresos se les mejora las condiciones de nutrición y salud, los niños podrán tener mejor desempeño escolar, los adultos podrán ser más productivos en su trabajo y los adultos mayores tendrán menor demanda de servicios de salud. En conjunto, los dos primeros factores permitirán aumentar la productividad de los trabajadores, y como consecuencia aumentar su ingreso, en el entendido de que el salario debe ser proporcional a la productividad marginal del trabajo.

Una mayor igualdad en la distribución del ingreso también es un factor que fortalece la confianza, la cultura cívica y la solidaridad entre las personas, esto se conoce como el capital social. Al haber una mayor cultura cívica, disminuirán los índices delictivos. Al haber una mayor solidaridad, se fortalecerá el emprendimiento al permitir que las personas se asocien para establecer empresas y nuevos modelos de negocios.

Como se ha intentado demostrar en el presente artículo, México no sólo no ha podido mejorar el nivel de ingreso promedio en lo que va del presente siglos, sino que tampoco ha podido distribuirlo de una manera más equitativa. Este puede ser un punto de partida para detonar un desarrollo económico de largo plazo, fortaleciendo las condiciones que permiten crear trabajadores más productivos, que son la educación, la saludo y el capital social, a través de una mejor distribución del ingreso.

1 Profesor de Tiempo Completo del Tecnológico de Monterrey en Puebla

Correo: enriquen@itesm.mx

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad del autor y no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles