Innovaciones en el impulso al sector financiero

  • URL copiada al portapapeles

El pasado 8 de enero se anunció el programa de impulso al sector financiero que propone el nuevo gobierno de México con la finalidad de que los servicios bancarios lleguen a más personas y más empresas puedan apoyarse en el sistema financiero. De entrada, fue una buena señal que se hiciera el anuncio conjunto entre la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y la Asociación de Bancos de México, porque refleja coordinación y trabajo conjunto. Algunas medidas propuestas son de gran relevancia y pueden tener un importante impacto en el quehacer diario de los mexicanos.

Una de esas propuestas es la plataforma para realizar cobros digitales (CODI), cuya característica es poder realizar pagos a través de los teléfonos móviles utilizando la infraestructura del SPEI. Actualmente han surgido múltiples modelos de negocio que ofrecen herramientas para realizar pagos a través del teléfono móvil, pero son opciones que maneja el sector privado y de las cuales cobra una diversa gama de comisiones. En este caso el CODI sería una plataforma respaldada por el Banco de México, en coordinación con los bancos privados. Otra diferencia es que esta plataforma no generaría comisiones por la realización de los pagos. Sin duda, esta propuesta es sensata ya que utiliza la infraestructura existente de telefonía móvil que hoy en día llega a lugares remotos de México donde no existen sucursales bancarias ni cajeros automáticos. De acuerdo a datos del Consejo de Inclusión Financiera, en las zonas urbanas la distancia promedio entre sucursales es de 1.1 kilómetros mientras que en las zonas rurales es de 28.2 kilómetros. 

También se propone poder utilizar la cuenta de nómina para pagar un crédito de cualquier institución financiera. Actualmente si usted tiene su cuenta de nómina en un banco A, puede solicitar un crédito a este banco y los pagos parciales el banco los puede deducir directamente de su cuenta de nómina. No obstante, si dicho crédito lo tiene con un banco B, usted tiene que retirar el efectivo del banco A y pagar el crédito en una sucursal del banco B, esto es lo más común; o puede realizar una transferencia por banca electrónica desde su cuenta del banco A, pero esto en ocasiones es complicado ya que a veces la información necesaria para identificar los créditos de otras instituciones requiere de diversas acciones. Bajo esta propuesta usted puede acordar con el banco B que tome los pagos parciales del crédito directamente de su cuenta de nómina que tiene con el banco A. Uno de los beneficios esperados de esta acción es que se incremente la competencia entre los bancos, lo cual traerá como consecuencia una reducción en las tasas de interés de los créditos. De acuerdo a datos del Consejo Nacional de Inclusión Financiera, en 2016 México contaba con 504 créditos por cada mil habitantes, es decir sólo la mitad de la población cuenta con un crédito. Pero se puede contrastar con casos como Brasil que cuenta con dos mil 579 créditos por cada mil habitantes, esto indica que en promedio, los brasileños tienen más de dos créditos.

Otra de las propuestas presentadas consiste en permitir a jóvenes de entre 15 y 17 años realizar la apertura de una cuenta bancaria por sí mismos. La premisa es que, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, la población en edad de trabajar es de 15 años y más por lo que a partir de dicha edad muchas personas ya están trabajando y percibiendo un ingreso, pero también existe un gran número de jóvenes entre 15 y 17 años que perciben ingresos a través de becas, o premios y comisiones de toda índole. Esta acción ofrece, mayor seguridad en el manejo de recursos, permite generar historial crediticio para futuros créditos, cultura financiera, y respaldo para la actividad emprendedora. De acuerdo a información del Consejo Nacional de Población, a inicios de 2019 son 6.6 millones de jóvenes en dicho rango de edad. Ese segmento de la población se mantendrá constante por los siguientes tres años y posteriormente tenderá a bajar ligeramente.

Estas tres medidas, junto con otras cinco dirigidas al sector empresarial, representan una gran oportunidad para facilitar el uso de los recursos económicos de las familias, permitirán aumentar la seguridad al reducir la necesidad de transportar efectivo, fortalecerá la cultura financiera en la gran mayoría de la población e impulsará el uso de la tecnología en aquellos que se consideran migrantes digitales.

 

*Profesor de Tiempo Completo del Tecnológico de Monterrey en Puebla

enriquen@itesm.mx

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad del autor y no reflejan el ideario del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles