El verdadero problema de México somos los mexicanos

  • URL copiada al portapapeles

Es evidente que el país está dividido y que no todo el mundo apoya al actual presidente, Andrés Manuel López Obrador. La situación política y social que se vive en el país se ha vuelto verdaderamente insostenible. Estamos ante un sistema que busca culpables en lugar de soluciones.

México es un país con un enorme potencial, gracias a sus recursos naturales y humanos. En lugar de utilizarlos y explotarlos, ha decidido enfrentarse a luchas de poder internas impidiendo así un desarrollo político, económico y social duradero y sustentable.

El problema no radica solamente en la clase gobernante, este se origina en todos los mexicanos que han decidido, a través de sus acciones, impedir que el país prospere. Gente que ve por sus intereses personales a pesar de ir en contra de los de la mayoría de la población. Individuos que se prestan a prácticas de corrupción aún afectando programas sociales, servicios públicos y muchas otras actividades de crucial importancia para la estabilidad de nuestro país.

A pesar de que el gobierno en turno ha prometido ser "el mesías", capaz de erradicar prácticas de corrupción e impulsar al país a un verdadero cambio, debería ser la población quien impulsara dicho cambio. Esto se logrará a través del respeto a los derechos e intereses de los demás, y dejando de buscar enriquecerse aún en perjuicio y a costa de los demás. (como es el caso de muchos que se encuentran dentro de la clase política). Ya no robarle a México y a los mexicanos.

Con esto no estoy, de ninguna manera, afirmando que la clase política sea el enemigo de nuestra sociedad. Simplemente el hecho de que en ellos recae una gran responsabilidad relacionada con el desarrollo y estabilidad de nuestro país. Quizás los empresarios y la gente de negocios son quienes están verdaderamente apoyando económicamente a México, ya que son ellos quienes día a día arriesgan su patrimonio en nuevos negocios y generan empleo.

Es por lo anterior que no debemos concebir a los empresarios como "enemigos" de México, sino que, todo lo contrario. Es gracias a ellos que podemos tener acceso a nuevos productos, que tenemos un crecimiento económico estable, que podemos firmar tratados comerciales internacionales y competir con productos extranjeros. Estas personas son quienes hacen a México verdaderamente competitivo internacionalmente.

Las empresas piden créditos para poder emprender, y ponen en riesgo su patrimonio día a día. Lo que merecen es apoyo, no solamente del Estado Mexicano, sino que también de toda la población. Necesitamos trabajar en conjunto por la prosperidad de México y dejar de denominarnos entre nosotros "chairos" y "fifis", esto no aporta en nada más bien todo lo contrario. Crea una brecha increíble entre nosotros los mexicanos que lo único que ocasionará con el paso de los años es mayores y más complicaciones.

Como mexicanos, no hay que esperar que sea el gobierno que nos de todo. Hay oportunidades, solo se necesita paciencia y saber buscar. No podemos conformarnos y contar siempre con los apoyos del gobierno. Su rol no debería de ser otorgar subsidios y apoyos, si no que fomentar el empleo, y apoyar a que se generen nuevas plazas. Los que se levantan por la mañana todos los días y apuestan su patrimonio para crecer, son quienes verdaderamente necesitan del gobierno.

Las huelgas han ocasionado que empresas cierren sus puertas, dejando a muchas personas sin empleo. Lo cual se traduce en un problema de seguridad y estabilidad social. Dejemos de presionar a los empresarios y a los emprendedores, pues son ellos el verdadero cambio que nuestro país necesita.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles