¿Se debe festejar este 1 de julio porque “en el largo plazo todos estamos muertos”?

  • URL copiada al portapapeles

El próximo 1 de julio estamos invitados los mexicanos a celebrar el primer aniversario del triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México. Después de seis meses de comenzar a funcionar la nueva administración, es difícil realizar una evaluación definitiva de las medidas que se han puesto en marcha. Sin embargo, en este corto plazo podemos encontrar un contundente acierto y un cúmulo de temas que comienzan a preocupar a la ciudadanía y a los especialistas en diversas áreas de la problemática socioeconómica de México.

El gran logro de esta administración durante el primer semestre ha sido el incremento del Salario Mínimo, afectando hasta a 7.4 millones de personas que ganan máximo un salario mínimo (Alegría, A, 2018). Éste recuperó el pasado mes de enero el nivel de 1992 en términos reales.

Además de pretender reducir la enorme pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo que se gestó durante las pasadas administraciones, la explicación de esta medida está en la presión que ejercieron Estados Unidos y Canadá en las rondas de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Los ministros de Comercio de Estados Unidos y Canadá enfatizaron que México se beneficiaba de la precarización de su fuerza de trabajo en las maquiladoras o ramas especializadas en el ensamble de las cadenas globales de producción, situándose como un factor clave de su ventaja comparativa en el comercio internacional, particularmente, en la industria automotriz. Así que la propia dinámica internacional de la acumulación de capital incidió en la administración de la política laboral de México.

Políticamente correcto sería referir que un segundo alcance del presente gobierno es el combate a la corrupción. Pero resulta difícil, porque la lógica conduce a reflexionar que uno de los ejes rectores de esta política pública está apoyado en la justicia que deben ejercer las instituciones laicas, y cuando escucho a AMLO referir "no soy vengativo", me queda claro que alguien debe explicarle que esto no es personal, nadie lo está incriminando; se trata de la justicia que deben ejercer las instituciones correspondientes sobre temas pendientes, como los responsables del incendio en la Guardería ABC que cobró la vida de 49 bebés, los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, los líderes comunitarios asesinados en la defensa de sus tierras y recursos, el caso Odebrecht, la Casa Blanca, la Estafa Maestra y un significativo número de licitaciones de Pemex, entre otros temas.

Por otra parte, transcurridos 181 días, las preguntas sobre las políticas económicas correctas comienzan a tener mayor resonancia.

Entre los temas que destacan están: 1) la forma en la que se intenta aplicar off the record (aún no aprobada por el Senado de la República) la Ley Federal de Austeridad Republicana, generalmente de forma discrecional y bajo generalizaciones a partir de las cuales se comienza a producir la destrucción de un marco institucional; 2) la falta de creación de empleos como resultado de la demanda efectiva de la economía. Preocupa que "en abril de 2019, el empleo formal alcanzó una cifra de 20.38 millones, lo que representa una tasa anual de crecimiento de 2.4 por ciento. Ésta es la rasa más baja desde 2010, después de la última recesión" (Cervantes, D: 2019).

3) el ritmo del crecimiento de la economía mexicana. Si bien es cierto que el actual ciclo económico global ha conducido a centrar el gran tema de la economía en la distribución del ingreso y en segundo lugar en el crecimiento económico, en el caso de México descuidar a los sectores medios de la población y "solucionar" los problemas de pobreza a través de "billetazos" no parece que esté dando señales de ser una política correcta para el crecimiento económico; 4) el Tren Maya, que se propone sea un eje central del desarrollo del sureste del país, no cuenta con el consenso de todas las comunidades indígenas. El impacto ambiental y al patrimonio de este proyecto está demostrado. Además, el Gasto Público Federalizado no puede concentrarse en esta región del país, debido a la fórmula de distribución que opera el Ramo 28: Participaciones a Entidades Federativas.

5) la cancelación del Proyecto del Aeropuerto de la Ciudad de México porque, entre otros factores, las licitaciones para su construcción "violaban" el marco legal. ¿Por qué vamos a pagar 6 mil millones de dólares en bonos y 30 mil millones de pesos en certificados fiduciarios (véase el documento "Razones para la cancelación del proyecto del nuevo Aeropuerto en Texcoco" de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes) para la cancelación del proyecto?, si, de acuerdo con la versión oficial, los inversionistas realizaron malas inversiones; 6) la crisis migratoria que ha dado origen a un plan de empleo temporal maquilador, siendo que la maquila es una actividad que durante 30 años no ha podido rebasar el 5 por ciento del contenido nacional en el valor de su producción.

Finalmente, es necesario reconocer que, si bien este gobierno ya es responsable del desarrollo económico, las cifras de desempleo conservan "la tendencia decreciente de la creación de empleos formales desde mayo de 2018" (Cervantes, D: 2019).

Por lo que en un largo plazo asomará la necesidad de cambiar radicalmente la política económica (monetaria, fiscal, industrial, comercial, etcétera) comenzando por una reforma fiscal que, realmente, grave a los sectores con mayores ingresos, incluidos personas físicas y morales, y a partir de ello comience una política de redistribución y desarrollo económico. Pero, recordando a uno de los principales teóricos de la economía heterodoxa, John Maynard Keynes (1923): "en el largo plazo todos estamos muertos". Por ello, quizás, este 1 de julio se intenta que todos festejemos.

Fuentes

Alegría, Alejandro (2018) "Sólo 1 por ciento de la población gana más de 10 salarios mínimos", La Jornada, 28 de abril de 2018.

Cervantes, David (2019) "Empleo formal continúa desacelerándose", BBVA-Research, 19 de junio de 2019.

 

* Profesora de Tiempo Completo en la UNAM-Facultad de Economía.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles