Alma Morada

  • URL copiada al portapapeles

Xiomara SARABIA


19 Jul 2019

La razón del nombre de la columna surge a partir de comprender que el alma nos remite a un estado de consciencia distinto y que no posee distinción por género. En cuanto al color morado, surge de una fusión entre rojo y azul; es decir, se produce una hibridación en ambos colores que claramente han enmarcado una diferencia por género el rosa/rojo para las mujeres y el azul para los hombres, por ello la acción de dividir por color la correspondencia de cada hombre o mujer, el morado pretende unir.

Hablemos de la infancia y como ésta se configura a partir de la división por género. Es sorprendente lo que la mercadotecnia ha hecho con nosotros en función de esta división: personajes, ropa, dulces, juguetes y hasta productos de higiene personal han sido colocados en el mercado (por supuesto con el color rosa o azul) a modo de que no sean productos neutros y evidentemente el consumo sea mayor. Esta acción que en apariencia es inofensiva, en realidad está ofreciendo un aprendizaje significativo a las niñas/os respecto a cómo comportarse por ser mujer o ser hombre, o que se espera de cada uno. Que más tarde, durante la edad adulta se convertirán en formas de vida y en la manera estructural de relacionarnos, causando división y violencia. Si consideran que estoy exagerando con el término violencia, a continuación cito algunos ejemplos.

Cuando la niña acuna una muñeca, en realidad está poniendo en práctica su dulzura, entra en estado de quietud y es capaz de tener silencios y un encuentro con ella misma. Posiblemente escuche su respiración o el latido de su corazón; lo que se produce es un despertar de la sabia intuición y hasta aquí podríamos poner la imagen como un escenario tierno. Pero si es un niño quien tiene la misma acción entonces hay duda respecto a ello, un pequeño miedo ronda en el adulto y lo lleva a pensar si será homosexual.

Algunas madres/padres optan por interrumpir ese juego ofreciéndole otro que muchas veces estará determinado con un contacto rudo a través de autos, pistolas, o cualquier otro juguete que sea "propio de su género". Lo que en realidad esa madre/padre está inhibiendo es la posibilidad de que ese niño desarrolle su sabia intuición, lo incapacitan de acceder a esa bondad humana. ¿No es esto violento? La prohibición de acceder a un contacto espiritual sólo porque en el constructo mental de la sociedad no está bien recibido ese gesto o expresión por parte de un niño, que posiblemente en edad adulta solo ofrezca la rudeza que en infancia le fue validada.

¿Cómo pedimos entonces hombres adultos dulces o amorosos? Mi hijo Nicolás, de 5 años, desde nacimiento usa ropa de todos colores, estampados de flores, estrellas o lunares, lo único que él ve es belleza vinculada a la naturaleza o al espacio y las galaxias. No ve lo que el resto de las personas miran cargadas de prejuicios, la invitación es a que seamos adultos/as responsables, protegiendo su derecho al juego, la creatividad y la exploración; apostando así a la formación de adultos más sanos emocionalmente hablando, más libres y felices.

Instagram: alma.morada | https://bit.ly/2OwKDSr

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles