¿Para qué alcanza el salario emocional?

  • URL copiada al portapapeles

Diana N GUERRERO


25 Ago 2019

Desde hace algunos años empezó a sonar con mayor fuerza el concepto de salario emocional, el cual no es un elemento nuevo dentro de las organizaciones; ha sido estudiado desde hace varios años por especialistas en Psicología del Trabajo y las Organizaciones, con el fin de incrementar la productividad y retención del talento.
A este concepto se le relaciona con todas aquellas retribuciones no económicas que un trabajador percibe por parte de su empleador para satisfacer sus necesidades personales y familiares. Es de carácter simbólico e impacta directamente en la calidad de vida y productividad de los trabajadores. Para definirlo, las organizaciones toman en consideración los perfiles psicosociales, hábitos e intereses de las personas y los recursos económicos que tienen disponibles para invertir en el clima laboral de su organización.
El fin último de este salario es provocar que los trabajadores puedan construir una vida más saludable, productiva y significativa, manteniendo un balance entre su vida laboral y familiar y, por ende, previniendo enfermedades, disminuyendo el ausentismo y mejorando la calidad en el servicio hacia sus clientes. Ayuda a que los trabajadores se sientan motivados, útiles, desafiados por sus puestos, reconocidos y visualicen a la organización como aquel que brinda los medios para realizarse profesional y personalmente. ¿Recuerdan la frase de “el trabajo dignifica”?
Ahora bien, ¿para qué nos alcanza el salario emocional en México?
Siendo que, en el 2º trimestre del año, de acuerdo con cifras del Inegi y Coneval, Puebla se ubica entre los 10 estados con mayor pobreza laboral en el país, con un 44.1 por ciento de la población en esta situación. ¿Cómo podemos capitalizar el salario emocional que brindan los empleadores? (En caso de tenerlo).
1. Aprovecha la ventaja del horario flexible para administrar tu horario de trabajo, la hora de entrada y salida, y adapta el horario de trabajo de tal forma que puedas cumplir con las actividades que son importantes para ti: hacer ejercicio, llevar a los niños al colegio, tener un día libre, realizar trámites personales en horario de oficina, hace el súper, o simplemente descansar y cuidar de tu salud.
2. Para los que son papás, apóyate del home office para trabajar desde casa y poder pasar más tiempo con tus hijos, cuidarlos y estar al pendiente de sus necesidades; ahorrar tiempo en traslados, disminuir el uso de tu auto o consumo de gasolina, ser más eficiente al poder tener la posibilidad de evitar distractores y concentrarte en alguna tarea que requiera de tu total atención. Sin olvidar que puedes trabajar en pijama y alimentarte a tus horas y a tu gusto.
3. Identifica claramente los beneficios sociales que tu empresa ofrece, los cuales, por lo general son seguros de gastos médicos mayores, planes de jubilación, bonos o becas para la educación de los hijos, apoyo para transporte y alimentación. Tradúcelos en ahorros de tu presupuesto familiar y en el acceso a mejores servicios educativos y de salud para tu familia.
La época de crisis también puede ser una época de oportunidad. Se creativo y aprovecha los recursos que si tienes disponibles.
La opinión expresada en este artículo es responsabilidad del autor y no refleja el punto de vista del Tecnológico de Monterrey.
*Director de Vida y Carrera Región Sur y Puebla Tecnológico de Monterrey
@ndiana_guerrero
https://mx.linkedin.com/in/dguerrero
https://www.facebook.com/cvcitesm.campuspuebla/

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles