Después del 1er Informe de Gobierno, ¿qué oportunidades hay para los jóvenes que buscan empleo?

  • URL copiada al portapapeles

Diana N GUERRERO


08 Sep 2019

Desde hace algunos días he estado realizando entrevistas a alumnos de nivel profesional que están interesados en diseñar su plan de carrera profesional. Una de las tareas previas a la sesión es que los alumnos realicen un inventario de las cualidades y competencias que identifican en ellos mismos, incluir una lista de intereses, aspectos que son valiosos para su vida personal y profesional y definir una lista de acciones que posiblemente los ayuden a cumplir su propósito.

Hasta el momento he podido organizar a los estudiantes en dos grupos: aquellos que tienen un “propósito claro” versus aquellos que están en búsqueda de ese propósito. Por lo general, los alumnos que pertenecen al primer grupo han podido visualizar cómo les gustaría verse en cinco y diez años, en qué lugar les gustaría vivir, dónde trabajar, si tendrán pareja o no, cómo les gustaría verse y sentirse, y en general se muestran ilusionados ante ese futuro.

En contraste, los alumnos del grupo dos, más que una imagen de ellos mismos, me han compartido sus inquietudes, preguntas e incertidumbre sobre su futuro profesional.

Ante este escenario, me he dado a la tarea de investigar sobre los posibles escenarios que estos futuros egresados pudieran tener en nuestro estado. Pese a los comentarios optimistas de nuestro presidente y los números que presentó en su informe de gobierno, la realidad en Puebla, de acuerdo a datos del Inegi, es que seguimos teniendo un 45% de la población en pobreza laboral; es decir, su ingreso no les alcanza para adquirir productos de la canasta básica.

La industria automotriz está en un momento de pausa, lo cual se traduce en un bajo nivel de contrataciones directas e indirectas, no sólo pocas contrataciones en las armadoras, sino en las empresas que forman parte de su cadena de valor. Por ende, Puebla mantiene una tasa de informalidad del 63 por ciento en el segundo trimestre del año, 9 puntos porcentuales arriba de la media nacional.

Ante este escenario, ¿qué pueden hacer los futuros profesionistas o recién egresados?

Aunque parezca redundante, mi propuesta es que definan un objetivo claro y específico. Como se diría coloquialmente, “tirarle a algo” y armar un plan que incluya pequeñas acciones que te acerquen a tu objetivo. Tener plan A, B, C, D… o los que sean necesarios para mantenernos firmes en la búsqueda de nuestros objetivos.

Tener un grupo de soporte que incluya familiares, pareja, amigos. Buscar un mentor que, por medio de su experiencia y pericia, les permita visualizar e identificar otras oportunidades, aprender de sus errores y capitalizar los aprendizajes de vida que han tenido para poder avanzar más rápido. Estos mentores pueden ser los papás, el profesor de universidad, exjefes o amigos que hayan acumulado más experiencias que ellos.

Mantenerse informados y utilizar las redes sociales a su favor. Leer sobre los avances del país, los sectores que están creciendo, la trayectoria o logros de las empresas, los programas de gobierno que brindan oportunidades a los jóvenes y las convocatorias de países extranjeros que están dando oportunidades para que vayan a estudiar o trabajar en su país.

La realidad es que no está en nuestras manos cambiar el entorno económico actual. Sin embargo, sí podemos tratar de generar oportunidades que nos permitan tener el futuro profesional que buscamos.

 

* Directora de Vida y Carrera Región Sur y Puebla

Liderazgo y Formación Estudiantil 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles