A menor corrupción, mayor participación, sus números

  • URL copiada al portapapeles

En cualquier nivel de gobierno ya sea, federal, estatal y municipal, se habla de la participación ciudadana como el involucramiento de la sociedad en las decisiones de interés colectivo y que repercuten en la vida pública. Se planten diversos mecanismos desde foros, consejos, consultas, encuestas, elecciones políticas hasta reglamentos y leyes de participación, que pareciera que son efectivos, sin embargo en algunos casos se ve lo contrario por ejemplo los niveles de participación en una elección oscilan entre un 35 o en el mejor de los casos 60 por ciento como la que se tuvo en la votación federal o en una consulta ciudadana como la del aeropuerto o tren maya que no se refleja una considerable partición, seguramente porque hay personas que nos les interesan los temas públicos, ven innecesarias las consultas o simplemente no confían en las instituciones, como se puede ver en una encuesta de calificación de confianza de las instituciones de la empresa Consulta Mitofsky que va desde 5.5 para la policía o 5.1 para los partidos políticos o una encuesta en el estado que realizamos en meses anteriores en la empresa INDAGA donde se preguntó si confiaban en los gobiernos lo que nos arrojó que un 77 por ciento no confía, un 17 si confía y un 6 por ciento no sabía, lo que demuestra la poca confianza; al preguntar posteriormente ¿Por qué no confiaban en el gobierno, la respuesta fue un 54 por ciento porque son corruptos, un 22 por ciento por que no reciben servicios de calidad o que necesitan, 13 por ciento no gastan en las necesidades verdaderas y un 11 por ciento porque hay burocracia. En un análisis con estos resultados decimos que los ciudadanos no confían porque consideran corruptas a las instituciones, ya que no son transparentes en el manejo de recursos y por lo tanto no participan en las decisiones, entonces deducimos un silogismo a menor corrupción mayor participación. Ante esta afirmación los gobiernos, los congresos y en general los políticos deberían de generar mecanismos y sistemas efectivos anticorrupción para que cada una de las instituciones generen confianza en los ciudadanos, ya que de acuerdo a la encuesta de Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad la corrupción es el segundo mayor problema del país con 58.5 por ciento, solo por debajo de la inseguridad con 71.3 por ciento.

En lo que respecta al estado de Puebla, en días pasados se presentaron los foros para la construcción de la iniciativa de Ley de Participación Ciudadana que incluyen consultas y participación de sectores rezagados , desde nuestra perspectiva sería conveniente que dichos ejercicios incluyeran como eje transversal el combate a la corrupción y como los gobiernos y ciudadanos interactúen para combatir este problema de fondo donde cada uno de los órdenes de gobierno ya sean municipal, estatal o federal integren a los ciudadanos para sus decisiones y no simplemente hacer una simulación con algunas acciones aisladas o en medios de comunicación sin caer nunca en represiones o autoritarismos. Si un gobierno menos corrupto mira a sus ciudadanos los problemas sociales tendrían un mejor rumbo, atendiendo que participación no siempre va antes que la corrupción. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles