Las referencias personales ahora se las pedimos a Google

  • URL copiada al portapapeles

Diana N GUERRERO


06 Oct 2019

De acuerdo al Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos publicado el pasado mes de mayo por IAB México, hoy en día existen más de 75.8 millones de internautas en nuestro país, de los cuales, 90 por ciento poseen un smartphone. En cuanto a los hábitos de consumo, las cinco principales actividades que realizan son: acceder a redes sociales (82 por ciento), enviar y/o recibir mensajes instantáneos (78 por ciento), enviar y/o recibir correos electrónicos (77 por ciento), realizar búsquedas de información (76 por ciento) y utilizar mapas (68 por ciento).

Entonces, si la actividad que más realizan los mexicanos en la red es acceder a redes sociales, no es de sorprender que los reclutadores y head-hunters utilicen estas mismas redes para conocer a sus candidatos, analizar su comportamiento en las redes (comentarios, fotografías, gustos y aficiones) y hacer una proyección de cómo podrían comportarse en la vida real.

Por lo tanto, ¿crees que sea importante analizar la información que existe en internet sobre nosotros?

¿Alguna vez has realizado una búsqueda de tu nombre en Google? ¿Qué resultados arroja?

Es importante recalcar que la imagen que das en tus redes tiene un impacto, positivo o negativo, en el ámbito profesional. Es trascendental tener claro cuál es el objetivo de tener una red social, es decir, si las vas a utilizar para generar oportunidades profesionales, para mantenerte informado sobre tus amigos o familiares, crear vínculos profesionales, demostrar y compartir conocimiento, promover algún servicio o mostrar tu trabajo.

Al igual que tu hoja de vida o CV, tu perfil de Facebook muestra fragmentos de tu historia. Las fotos retocadas en Instagram pueden hacer referencia a algún tipo de inseguridad o falta de autoestima, los comentarios en Twitter pueden evidenciar alguna preferencia política, religiosa o de alguna otra índole que pueda hacerte parecer tendencioso, radical o inflexible. Ser partícipe en discusiones o burlas hacia otras personas puede ser un factor importante y hacerte perder una oportunidad laboral, ya que a ninguna empresa le gustaría contratar a una persona que tome este tipo de actitudes dentro de su organización o hacia sus empleados.

Asimismo, es importante reflexionar sobre el horario de tus publicaciones. Si fueras el director de una empresa, ¿contratarías a una persona que está trabajando, pero a la vez hace publicaciones en sus redes sociales cada 5 minutos? Recuerda que en algunas organizaciones, este tipo de comportamientos puede ser considerado como abandono de trabajo y llevarte a la pérdida de tu empleo.

Por último, no tomes a la ligera el vocabulario y la ortografía que utilizas, ya que los mensajes escritos con faltas de ortografía y sintaxis pueden dar la impresión de ser poco profesional y restarte credibilidad.

Recuerda que internet y las redes sociales pueden ser una herramienta muy útil para promocionar nuestro perfil, difundir ideas y contenidos. Sin embargo, también pueden ser un dolor de cabeza si no prestamos atención a lo que decimos, hacemos y permitimos que navegue en la red sobre nosotros.

Mi vida, mi carrera.

 

* Directora de Vida y Carrera Región Sur y Puebla

Liderazgo y Formación Estudiantil

Tecnológico de Monterrey

Twitter: @ndiana_guerrero

Instagram: @CVC Tec Puebla

LinkedIn: https://mx.linkedin.com/in/dguerrero

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles