Feminicidio un problema grave que solo parchan los gobiernos. Los números

  • URL copiada al portapapeles

El homicidio donde un varón asesina a una persona de la edad que sea es un feminicidio, de acuerdo a especialistas suelen ocurrir en consecuencia de la violencia de género como agresiones físicas, violaciones o mutilaciones de alguna parte del cuerpo, además se encuentran en los crímenes de odio.

Los datos de feminicidios son alarmantes, cada día un promedio de 137 mujeres en el mundo mueren por su pareja o algún miembro de su familia, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas en este mismo sentido, los datos de La Comisión Económica para América Latina plantean que en el último año México es el segundo país con mayor número de crímenes de género con 898, después de Brasil con 1206. Para este 2019, en México, tan solo hasta Agosto son más de quinientos crímenes contra mujeres. En el estado de Puebla sin importar que se tiene una alerta de genero los feminicidios han aumentado más del 150 por ciento en comparación con el año anterior, tan solo hasta el mes de octubre se llevan registrados 69 crímenes hacia mujeres.

Esta situación con respecto a los asesinatos de mujeres se torna cada vez más grave, como sociedad se tiene que hacer algo en conjunto con las autoridades, porque le puede pasar a cualquier miembro de una familia a una madre, hija o hermana. Duele ver como las constantes en los medios de comunicación acerca de los crímenes son “La asesinó su novio por problemas” “Mujer fue violada y luego asesinada” “Luego de ser asesinada encuentran a mujer embolsada” y las autoridades solo se lamentan o generan políticas parchadas como la tan mencionada alerta de género declarada desde el 8 de abril, además las consignas de los grupos feministas, de universitarios u otros grupos no se escuchan por el simple hecho de ser minorías o generan un desorden en las calles, es necesario que esta situación se paré porque cada día la violencia de género es más recurrente en nuestra sociedad y los índices están aumentando, tan solo en los últimos meses recordamos casos como el de Judith Abigail, que fue localizada a un lado de una carretera; la chica de bosques de San Sebastián, quien alcanzó a reconocer a su atacante; Rosa María, asesinada a golpes en Santiago Mihuacan; Susana Alvarado encontrada sin vida; Reyna asesinada por su esposo frente a su hija por solo decir algunos casos.

Sin ser especialista en el tema consideramos que el feminicidio se puede prevenir y se debe evitar con reformas integrales entre el sector público, privado y la sociedad, atendiéndolo desde raíz que incluya estrategias educativas, legales y económicas que vayan desde concientización de los derechos del hombre y la mujer, diagnósticos en familias contra el abuso, programas hacia los hombres, políticas para el empoderamiento de la mujer, la identificación de los factores de riesgo en las mujeres y hombres, el acceso a los servicios de salud mental o la tipificación como delito en los códigos penales entre otras alternativas, pero sobre todo generar en los ciudadanos una política de inclusión para hacer de una sociedad madura y sin prejuicios, porque de no ser así seguramente los índices de crímenes hacia mujeres para el 2020 en Puebla van a crecer un 200 por ciento.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles