Entre la moda y la funcionalidad

  • URL copiada al portapapeles

Martha GÓMEZ


04 Nov 2019

Las tendencias tecnológicas ofrecen diferentes oportunidades para echar a volar la imaginación. La industria de la moda no ha sido lejana a este impacto.

Desde hace algunos años, en algunas exposiciones de tecnología ya se empezaban a usar algunos prototipos de dispositivos o tecnologías implementadas en las prendas o accesorios de vestir. Cada día es más común ver lentes, relojes, pulseras, chamarras, playeras, alhajas, calzado, bolsos y otros objetos con tecnologías que les permiten ser objetos más funcionales, acordes al estilo de vida de las personas, e ir más allá de sólo verse bien con ellas.

La mayoría de los productos con tecnología Wearable están orientados a los sectores de entretenimiento, salud y deporte, para mejorar la experiencia del usuario mientras disfruta de sus videojuegos, ve sus películas o para monitorear su actividad física, pero se espera que el uso de estas tecnologías vaya más allá de estas aplicaciones. Asimismo, la industria de la moda ya contempla esta tendencia dentro de sus pasarelas. O incluso artistas como Lady Gaga utilizan prendas con innovación que les permite crear diferentes ambientes durante sus presentaciones.

Una de las industrias que más ha experimentado es la del deporte, con el objetivo de mejorar el rendimiento de los atletas al momento de entrenar y competir. En algunos casos las prendas les ayudan a recabar información del funcionamiento del cuerpo, y reacciones ante determinados estímulos. En algunos casos, estas prendas también permiten regular la temperatura corporal.

Como toda tecnología, tomará su tiempo que los Wearables tomen fuerza entre los usuarios; mientras, tendrán que demostrar su valor de uso y aplicativos. Aunque los wearables son posibles gracias al avance que ha tenido la industria de los semiconductores, que son más rápidos, pequeños y poderosos, uno de los retos es hacer que la tecnología funcione todo el día, que su consumo de batería logre cumplir con el estilo de vida de la persona; además de que se requiere de conectividad. Para que ese universo funcione, es necesario tener conectividad y soluciones analíticas que respalden toda la información generada.

Conforme se avance en los desarrollos, dispositivos y accesorios que implementen este tipo de tecnología, se encuentre un uso ideal para cubrir determinadas necesidades, se expanda su uso y el precio de los mismos disminuya, también será necesario que los proveedores de tecnologías y servicios tengan la capacidad de administrar y almacenar toda la información generada por los Wearables.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles