Los problemas migratorios entre México y Estados Unidos en la actualidad, retrospectiva del pasado

  • URL copiada al portapapeles

Son cada vez más las personas que cruzan por territorio mexicano con la finalidad de llegar hacia territorio de Estados Unidos, dando como consecuencia que aquel país haya comenzado a construir un muro para “salvaguardar” su estabilidad y seguridad nacional.

Ese país ha sido un lugar de destino durante varios siglos, en donde la gente esperaba su turno para entrar desde Ellis Island. En aquel entonces, siglo XIX y principios de siglo XX, no se requería mayor documentación para entrar. El requisito más importante era gozar de buena salud, y compartir el sueño americano.

Las fronteras se han ido solidificando a lo largo de los años, especialmente a partir de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. En donde Estados Unidos había sido vulnerado dentro de su propio territorio. Este país es reconocido a nivel mundial, por su poder político, económico y militar. Fue la principal potencia en este último rubro en conjunto con la Unión Soviética a partir de la Segunda Guerra Mundial. Pero la caída de la Unión Soviética dejó a Estados Unidos como máxima potencia económica y militar por mucho tiempo.

La estabilidad económica y social dentro de territorio estadounidense se volvía casi inigualable, en donde convivía una gran clase media que tenía acceso a una vida cómoda. Esto, por supuesto, se volvía atractivo no solamente para los estadounidenses, sino que también para personas de otros países. Estas personas normalmente emigraban de su país de origen, como es el caso de México, en busca de un mejor futuro para ellos y para sus familias.

El problema se incrementa con los cambios abruptos, no solo de las políticas migratorias de Estados Unidos, sino que también por la inacción por parte de gobiernos como el nuestro. Es imposible pensar que aquel país va a regularizar a todos los mexicanos que se encuentran en su territorio de manera irregular, porque esto significaría darle a todos acceso a sus servicios básicos, lo cual vulneraría significativamente a este sector.

También es imposible pensar que Estados Unidos va a abrir la puerta y dejar entrar a todas las caravanas migrantes que buscan forzar su entrada al país. Sobre todo, porque representan un riesgo para su seguridad nacional. De acuerdo con las políticas del país, todo extranjero es potencialmente una persona que puede significar un riesgo. Es por esto por lo que, al solicitar un visado, el consulado de Estados Unidos hace preguntas exhaustivas descartando que el solicitante vaya a poner en riesgo la vida económica, política y social de Estados Unidos.

México modificó sus disposiciones internas para permitir que los mexicanos por nacimiento pudieran adquirir la nacionalidad estadounidense sin problema. Esto para que no se perdiera el vínculo que tenían ellos con el país. La diáspora mexicana se acentúa cada vez más, pues está ahora en manos del gobierno de México y de todos los mexicanos crear empleos y nuevas oportunidades para que los compatriotas no busquen satisfacer sus necesidades en el extranjero y se queden en territorio nacional, solo así este país se volverá próspero y estable. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles