Protección de datos personales en los dispositivos y juguetes digitales

  • URL copiada al portapapeles

En el mundo hay más de 2.5 billones de jugadores de videojuegos. Tan sólo en Estados Unidos, esta industria generó durante 2018 más de 43 billones de dólares en ganancias, y se estimó que en 2019 esta industria produjo, a nivel global, ingresos aproximados de 152.1 billones de dólares, desde sus aplicaciones para teléfonos inteligentes, consolas, tabletas, computadoras y otros dispositivos electrónicos.

En nuestro país, el valor esta industria es de aproximadamente 27 mil 032 millones de pesos anuales, y se estima que 4 de cada 10 pesos del total de la industria se destinan a la compra de consolas físicas. Es importante mencionar que, en México, los videojuegos ya han salido de las habitaciones y espacios privados para conformar comunidades de videojugadores o deportistas electrónicos, como por ejemplo los 40 mil asistentes del Jalisco Talent Land; o los juegos interuniversitarios de la U-League, que se integra con participantes de más de 140 universidades mexicanas.

Los videojuegos han mostrado ser una herramienta de aprendizaje, socialización y de desarrollo de habilidades físicas, espaciales y mentales, tales como la concentración y la memoria. No obstante, como padres y madres de familia es importante que estemos atentos de los riesgos que los videojuegos implican.

Durante la Quinta Semana Nacional de Ciberseguridad celebrada en noviembre pasado, se informó que el 47 por ciento de los adolescentes mexicanos y el 42 por ciento de los niños destinan parte de su tiempo conectados a consolas de videojuegos y tabletas; y se coincidió en que los adolescentes representan el grupo más vulnerable en materia de ciberseguridad. Por ello, cuidar de su seguridad en la interacción o en las plataformas de videojuegos constituye un reto compartido entre las autoridades y los padres de familia.

Por ejemplo, se debe estar atento de la información personal solicitada por las plataformas y dispositivos electrónicos, que en muchos casos requieren datos financieros como la tarjeta de crédito o Paypal para la compra de títulos, descargas o microtransacciones, así como de otros datos personales como el nombre, correo electrónico, edad, ubicación y contactos. Asimismo, es indispensable que como usuarios de estas plataformas y dispositivos revisemos el aviso de privacidad, el tratamiento de los datos personales que se recaben y los esquemas de control parental, para evitar que las niñas, niños y adolescentes accedan a contenidos inapropiados, chats o comunidades digitales entre jugadores desconocidos.

A unos días de celebrar el Día de los Reyes Magos, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), recomienda verificar la política de privacidad de las aplicaciones, revisar las medidas de seguridad de los dispositivos, así como identificar si el fabricante proporciona información sobre los medios para ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición (Derechos ARCO) de los datos personales.

En el INAI reiteramos nuestro compromiso para brindar asesorías y garantizar la protección de los datos personales. Visita nuestra página de internet www.inai.org.mx, en particular el micrositio Identidad Segura (https://micrositios.inai.org.mx/identidadsegura/); o nuestras redes sociales, para conocer mayor información.

* Comisionada Inai 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles