La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


03 Ene 2020

¡Buen sábado, vecinos! Seguro ya se andan alistando para seguir celebrando el maratón Guadalupe-Reyes y cerrarlo como se debe: con una buena Rosca de Reyes, grande y sin relleno, porque las originales no traen ningún menjurje adentro.

Bueno, es sólo una recomendación y no un regaño. Al final disfruten la rosca que gusten, con o sin relleno, grande o pequeña, comercial o artesanal, cada quien sus gustos, que en esta vecindad no somos como algunos diputados o funcionarios de la “Cuatroté”, que se la pasan regañando a los ciudadanos por exponer sus ideas en las redes sociales.

 

Resulta que un ciudadano compartió en tuiter algunas fotografías del azulejo que retiraron de la fachada del hospital de Acajete. La pedacería azul y blanca con la que el morenovallismo tapizó cuanta obra hizo a costa de deudas, tranzas y otros abusos, también es la combinación de colores del Partido Acción Nacional, ¿y qué creen?, ¡también de la talavera poblana!

Que el color azul y blanco de los hospitales no les guste y ahora pase a ser guinda, como el color del partido Morena, no es algo fuera de lo normal en los políticos. No es que esté bien andar despilfarrando el dinero en esas nimiedades, sino que ellos prometieron no ser de esos políticos convencionales y nos fallaron, ¡otra vez!

Peor que eso fue la respuesta del subsecretario de Gobierno, David Méndez Márquez, y los diputados morenistas Gabriel Biestro y Vianey García, quienes saltaron a defender de muy mala manera algo que en realidad debieron denunciar, y no proteger.

David Méndez salió a “aclararle” a un ciudadano que lo que se quitó no era talavera poblana, y a insinuar que se habría cobrado como si lo fuera. Si eso es cierto, ¿por qué un funcionario no lo denuncia de manera formal y sólo lo saca a relucir, a medias, sólo en redes?

Vianey García hizo lo suyo, también insinuando algo que se considera un delito; incluso presentó una tabla con la información que podría validar su suposición.

Y Gabriel Biestro se llevó la joya de la corona, pues hasta llamó “morenovallistas de clóset” a quienes cuestionaron este tema, sin pensar por un momento que el ciudadano que denunció lo puede haber hecho sin dolo, aunque después los panistas hayan usado esa información para desprestigiar las acciones de gobierno.

 

Que el golpeteo por quedarse con la titularidad de la Secretaría de Gobernación, en realidad no es un tema de ganar poder, sino de querer acotar a su actual titular Fernando Manzanilla Prieto, a quien siguen viendo como un enemigo.

Dicen que son los propios funcionarios de Gobernación quienes insisten en hacer el “fuchi guácala” a todo miembro del gabinete que no provenga de los grupos de la “izquierda” poblana, aunque aquellos “militantes” también tengan historias oscuras de cuando pertenecieron al Partido Comunista.

Esta vecindad trae temas de los rojillos de aquel entonces que no tardan en ser reveladas, nomás para que vean que “en todos lados se cuecen habas”.

 

Nos leemos mañana.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles