La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


09 Ene 2020

Si se quejaban del frío y el viento de los últimos meses del 2019, ¡ahora sí ha comenzado a sentirse el invierno… ¡político! Así es, vecinos, pues no sólo el termómetro cae de forma estrepitosa durante las horas en que se oculta el sol, sino que los intereses políticos del muy cercano 2021 dictan congelar cualquier guiño o relación armoniosa con la habitante del Charlie Hall.

Vaya lío enfrenta la presidenta municipal Claudia Rivera, porque los regidores decidieron no aprobarle los estados financieros del año 2019; y eso, si bien todavía lo puede resolver, ya sienta un precedente político que seguramente les encanta en el Congreso local y en la Auditoría Superior del Estado.

Y es que, aunque en una segunda oportunidad le aprueben los balances de las finanzas municipales, hay que advertir que habrá lupa rigurosa para revisar estos documentos una vez que lleguen a manos de los diputados locales para turnarlos a la ASE, en donde su titular, Francisco Romero Serrano, parece que trabaja por consigna.

Mientras eso sucede, cuentan que hay regidores como Libertad Aguirre que ha decidido enfriar su relación con la alcaldesa, porque… ¿qué creen? ¡Atinaron! También quiere una posición en la intermedia, y le han aconsejado marcar su distancia con la actual administración.

Y justamente, hablando de auditorías “escrupulosas”, ayer levantó la voz la UPAEP y su rector Emilio Baños Ardavín, para advertir que no se debe vulnerar la autonomía de la BUAP, como pretende el equipo de Romero Serrano, lo que ya generó inquietud en la comunidad universitaria.

A ver si conforme se sumen más actores sociales y políticos en apoyo a la máxima casa de estudios, desisten de echar ojo a fondos federales o ingresos propios de la institución; o no les importa y mantienen su estrategia de levantar hasta las piedras, porque la orden es encontrar lo que sea…

El diputado local Jonathan Collantes Cabañas asegura que no habrá prórroga a favor de los concesionarios del transporte público para que cumplan los acuerdos que permitieron el alza a la tarifa, así que en cosa de un mes deberán contar con unidades que respondan a las nuevas condiciones legales.

Ahora, el asunto es que el legislador no decide en la administración estatal, y para decir verdad, si en algo se ha caracterizado el gobierno en funciones es en darle más plazos a los morosos —cuando se trata de pago de impuestos o verificación—. Así que en una de ésas Guillermo Aréchiga sale y les amplía los tiempos, porque hasta ahora van prácticamente en cero…

¿Y ya se dieron cuenta que quienes más se quejan de los macetones y bolardos en el Centro Histórico de la ciudad son justamente los que poseen automóviles?

El asunto es que les da miedo el cambio; pero más, que se democratice el espacio público que durante años, más en el último lustro, ha sido ocupado por automovilistas. Nada cuesta ser mejores ciudadanos, falta que uno quiera… 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles