AMLO cumple… aun incumpliendo

  • URL copiada al portapapeles

Invitado


07 Feb 2020

Por: JOSÉ RUBINSTEIN*

AMLO en campaña: "El raquítico crecimiento propio de los regímenes neoliberales a lo largo de 36 años, del 2 por ciento promedio anual, en mi gobierno será del 4 por ciento anual."

Ha concluido el primer año de gobierno de AMLO y el crecimiento anual distó del 4 por ciento alardeado, siendo precisos, la economía decreció al 0.1 por ciento. No obstante, López Obrador argumentó que el crecimiento no es importante — ¿y por qué antes si lo era?—."No se trata de crecer por crecer, el crecer a toda costa, lo primordial es el desarrollo y la mejor prueba de ello es que la gente está feliz, feliz, feliz." AMLO cumple…aun incumpliendo.

¿Le será posible al Ejecutivo malabarear con los aros al aire sin que ninguno caiga al piso durante todo su mandato?

Datos del Inegi a noviembre 2019 muestran un retroceso acumulado de la economía por 7 meses consecutivos, la actividad industrial con disminución durante 14 meses seguidos, al igual que la actividad agropecuaria, la manufacturera, la de servicios y preocupantemente la de la construcción.

Resulta cuestionable si al haber sido gobernados por regímenes anteriores nos convertía en automático en corresponsables de las políticas entonces emprendidas, si debimos haber fungido como cotidianos sinodales oponiéndonos a toda acción que no nos pareciera. ¿En algún país del mundo así ocurre, teníamos acaso la información suficiente, el criterio y acceso para inconformarnos? ¿Nos hubieran hecho caso? ¿AMLO nos haría hoy caso?

Considerando lo anterior, me pronuncio sobre el contenido del discurso presidencial, sugiriendo no apuntar invariablemente hacia sus supuestos adversarios conservadores, desistiendo de emplear un sarcástico tono de resentimiento, expresándose como presidente de todos los mexicanos. Elijo el siguiente botón de muestra: "Deberían pedir disculpas los neoliberales, adversarios conservadores disfrazados de defensores del medio ambiente. Piensan que somos iguales, creen que somos como los neoliberales, como ellos, nosotros estamos comprometidos con el medio ambiente, con los derechos humanos, etcétera. Ellos sí pueden traicionar porque son muy hipócritas. Pero no nos pueden impedir ejercer nuestro derecho de réplica. Quienes cuestionan la política de seguridad, dejen la hipocresía y las máscaras. ¿Por qué estuvieron callados en tiempos de García Luna? Gritan como pregoneros y callaron como momias, padecen amnesia y todo lo comienzan a ver".

Abordo el tema de la rifa del avión presidencial —con insustancial valor comparado con el costo de la cancelación del avanzado aeropuerto de Texcoco— debido a que se convirtió en uno de los temas centrales que acaparan la atención nacional. En primer término, no se puede rifar lo que no es de uno, el avión está en arrendamiento y la factura en poder del arrendador en tanto la misma no sea totalmente cubierta.

De no venderse la totalidad de cachitos, el monto recuperado sería menor al estimado, ¿y si no se vende el número premiado, seguiría un nuevo capítulo de la "operación avión"? Y quién se gane el avión, un bien tan lujoso que ni Trudeau lo puede adquirir, ¿qué haría con él? ¿Lo sacaría los domingos para ir a dar la vuelta? ¿Viajaría por el mundo? y con que ojos divino tuerto, ¿y el costo de mantenimiento, limpieza, seguros, gasolina, sueldo del experto piloto y las respectivas aeromozas? ¿Y si decide venderlo, tendría que organizar otra rifa, pero ahora por su cuenta?

Y para acabarla de amolar, volverse secuestrable por poseer un avión de 2 mil 500 millones de pesos.

Pensándolo bien, no le voy a entrar a la rifa del avión, no vaya a ser que me lo gane.

 

* Analista político

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles