Tiawanaku. Poemas de la Madre Coqa de Judith Santopietro

  • URL copiada al portapapeles

La altura sobre el nivel del mar de la Ciudad de México es de 2.250 metros; Puebla se encuentra a 2.135 metros; La Paz, en Bolivia tiene 3.640 metros y Oruro 3.706. A estas alturas es comprensible que la respiración sea cada vez más difícil de lograr. Para ello, los habitantes de La Paz mascan hoja de coca, para poder caminar en ascenso y no sufrir lo que conocemos como el mal de la montaña.

Tiawanaku. Poemas de la Madre Coqa de Judith Santopietro; nos relata la experiencia de vida que su autora protagonizó. Y cuando me refiero a que nos relata, no lo hace en forma de un texto narrativo sino en forma de poesía, pues los poemas también nos cuentan cosas, de una forma distinta, quizá más vivencial, más descarnada.

El libro es una edición bilingüe español/inglés en donde Ilana Luna ha hecho el trabajo de reconstruir los poemas para que sean conocidos en el mundo anglosajón. La editorial Orca Libros se encargó de la edición y publicación. Cabe señalar que la editorial está enfocada a la publicación exclusivamente de autoras latinoamericanas. Entonces tenemos la visión de una poeta de habla hispana y la de una poeta de habla inglesa, para contar sobre lo que Judith vio en su viaje por la región andina en 2013 y 2014.

Coqa es la irrupción gramatical y morfológica de Coca. La autora decidió hacerlo así porque Coca tiene un significado más violento, más lleno de sangre en nuestro territorio, y no quería que el lector sintiera que le estaban contando una historia más de narcotráfico.

Tiawanaku. Poemas de la Madre Coqa, se aparta del color local de los Andes y del realismo mágico para contar historias de subida y de enfermedad, de lazos fuertes entre mujeres, de ensimismamiento entre el paisaje y la poeta. El silencio juega también un papel muy importante en el libro. Y al mismo tiempo, el libro está lleno de mitología y de símbolos que nos recuerdan cómo el ser humano ha construido su cosmovisión compartida, ya sea en las montañas de Bolivia, Perú o México.

 

El Mekala
No debes andar sola en la noche por las pampas
si en el camino oyeras viento huye hasta la casa con la linterna
el Mekala habita las planicies de los Andes
y aquellos que encuentren la cabeza que vuela enloquecerán o morirán.

 

El viaje ha sido motivo para la escritura. Estamos frente a un libro poderoso, en donde el viaje también es del español al inglés y al quechua y de regreso, pues contiene un glosario de palabras en lengua andina, para que el lector trace sus propios trayectos.

Es un viaje en donde entendemos que durante el ascenso a la montaña se medita: no hay nadie que te aplauda cuando te encuentras en la cima, es un trayecto en donde se recorre uno mismo.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles